Connect with us

Intenacionales

Diputados votarán alternativas si el pacto de “Brexit” vuelve a ser rechazado

El Parlamento británico tendrá dos semanas para decidir los próximos pasos en el proceso de “brexit” si el pacto del Gobierno vuelve a ser rechazado la semana próxima, dijo este jueves el ministro del Gabinete, David Lidington.

Lidington planteó este procedimiento en el debate en la Cámara de los Comunes previo a la votación de esta tarde, cuando los diputados determinarán si el Ejecutivo debe pedir a la Unión Europea (UE) que retrase la fecha de salida del bloque -fijada el 29 de marzo- a fin de prorrogar las negociaciones.

Esta votación se produce después de que el miércoles la cámara descartara por 321 votos frente a 278 un “brexit” sin acuerdo en cualquier circunstancia y de que rechazara anteriormente en dos ocasiones el tratado propuesto por la primera ministra, la conservadora Theresa May.

La moción gubernamental que se vota hoy propone que el Gobierno pida a la UE retrasar la salida del bloque hasta el 30 de junio si la cámara aprueba un pacto antes del 20 de marzo -la víspera del Consejo Europeo de los días 21 y 22-.

Si, en cambio, el tratado fuera rechazado por tercera vez, el Gobierno pediría una prórroga más larga, pero debería justificar “el propósito” y, si la UE accediera, el Reino Unido debería concurrir a las elecciones europeas que se celebrarán entre el 23 y el 26 de mayo.

Lidington dijo que, en el segundo caso, los Comunes tendrían “un plazo de dos semanas” para votar sobre diferentes alternativas para sacar adelante el proceso de “brexit”, a fin de consensuar un plan mayoritario que pudiera presentarse como justificación a los Veintisiete.

El ministro avisó no obstante de que rechazar de nuevo el pacto gubernamental abriría un “periodo sostenido de incertidumbre” que, entre otras cosas, “dañaría la confianza del público en la política”.

Diputados de varios partidos han presentado enmiendas a la moción gubernamental de hoy, entre ellas una que pide retrasar la fecha de salida a fin de convocar un segundo referéndum, tras el que dio la victoria al “brexit” en 2016.

No obstante, esta enmienda tiene pocas opciones de prosperar, pues tanto el Partido Laborista, mayoritario en la oposición, como las campañas que apoyan una segunda consulta han considerado que no es el momento de pronunciarse sobre el asunto.

May espera convencer en los próximos días a sus colegas euroescépticos y los socios parlamentarios del Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte de que respalden su acuerdo, en lugar de arriesgarse a que, con la prórroga, no llegue a producirse el “brexit”.

EFE

Alberto News

Advertisement
Advertisement

Tendencias