Connect with us

Intenacionales

Director de la CIA viajó a Cuba en misión secreta, según The New Yorker

Publicado

el

El ex director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), John O. Brennan, viajó a Cuba en el 2015 y se reunió con el coronel Alejandro Castro Espín, hijo del ex gobernante Raúl Castro, revela este viernes un reportaje publicado en The New Yorker. Así lo reseña El Nuevo Herald.

Castro Espín, uno de los principales responsables del acercamiento con Estados Unidos, era en ese entonces coordinador del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional, un ente al que se subordinaban las agencias de inteligencia de la isla. Según reportes no confirmados, esta oficina ha sido desmantelada.

Castro Espín y Brennan se encontraron en una “discreta casa de huéspedes del gobierno” para hablar sobre la creciente cooperación de inteligencia entre ambos países, unas semanas después del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y la isla en el 2015. El encuentro entre Castro Espín y Brennan terminó con un banquete donde comieron cerdo asado, relata The New Yorker.

Brennan consideraba a la inteligencia cubana como la mejor de América Latina y quería cooperar con ella en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

No todos en la comunidad de inteligencia norteamericana estaban satisfechos con las relaciones con la isla y al final las negociaciones entre Brennan y Alejandro Castro no condujeron a nada.

El reportaje revela también que los primeros tres casos de funcionarios afectados por los ataques acústicos en La Habana fueron oficiales de inteligencia de la CIA. El primer caso fue reportado el 30 de diciembre de 2016. Al parecer toda la estación de la CIA en La Habana fue afectada, excepto el jefe de la estación, reporta The New Yorker. Un segundo reportaje publicado por Pro Pública menciona a cuatro agentes de la CIA afectados por los supuestos ataques.

Ambos reportajes dan cuenta del cierre de la estación de la CIA en La Habana en el verano de 2017.

En medio de un ambiente de crispación en las relaciones bilaterales después de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, en febrero de 2017, Jeffrey DeLaurentis, entonces jefe de la embajada norteamericana en La Habana se reunió con Raúl Castro. En esa ocasión el exgobernante cubano le aseguró que su gobierno no era responsable de los ataques a diplomáticos estadounidenses y apuntó a un tercer país, por lo que animó a los investigadores estadounidenses a compartir toda la información sobre los ataques.

Advertisement
Advertisement

Tendencias