Connect with us

Intenacionales

Familiares revelaron detalles sobre la joven venezolana asesinada en Costa Rica

Publicado

el

Carla Stefaniak llegó a Costa Rica el 22 de noviembre a celebrar su cumpleaños, la última vez que se supo de ella fue la noche del 27 de noviembre. Al día siguiente no abordo el vuelo que tenía reservado, reseñó Sumarium.

Se realizó una búsqueda mundial a través de las redes sociales con el hashtag #FindingCarla.

Carla fue encontrada el 3 de diciembre completamente desnuda con el cuello roto y heridas de cuchillo. Había sido envuelta en plástico y enterrada cerca de la propiedad donde se estaba hospedando.

El cuerpo se encontraba en avanzado estado de descomposición, lo que indica que su muerte había tenido lugar días antes.

Según el Departamento de Investigación Judicial de Costa Rica (OIJ), el brutal asesinato de Stefaniak pudo haber estado motivado sexualmente. Hasta ahora, las autoridades no han especificado qué quiere decir “motivado sexualmente”.

Stefaniak, trabajaba como agente de seguros, Hallandale Beach en Miami, su meta era convertirse en una personalidad influyente de las redes sociales.

Sin embargo, su objetivo quedó truncado días antes de cumplir 36 años el 28 de noviembre.

Mario Caicedo, el hermano más pequeño de Stefaniak, afirmó que “Nadie se puede imaginar los dolores de cabeza que le dio a nuestros padres. Pero había memorizado donde quedaba la casa de nuestra tía y entonces, atravesando toda la ciudad, iba para allá y llegaba y tocaba el timbre”.

Agregó que “Así era mi hermana de niña y luego de adulta: fuerte e independiente. Nunca cambió”.

Su padre Carlos Caicedo, dijo “Era un espíritu libre que hacía que otras personas se sintieran libres”.

Para su mejor amiga, Jaime, “Carla era una mujer explosiva”.

Jaime, expresó que “Carla tenía una personalidad tan de diva, que celebraba su cumpleaños no solo el día que nació, sino el mes entero. Y ella estaba absolutamente segura de eso”.

La celebración de cumpleaños de Stefaniak se planeó con “mucha intención y con meses de antelación”, dijo Jaime. “Ella sabía dónde se iba a hospedar, y sabía dónde iría a tomar un millón de fotos. También sabía que nos iba a bombardear los teléfonos con todas fotos”.

Lee también:En menos de 24 horas, más de dos docenas de amigos de Stefaniak por todo el planeta dejaban a un lado sus trabajos y su vida diaria para lanzar lo que pronto se convertiría en un búsqueda mundial de su querida Carla.

Los amigos crearon un grupo en Facebook, “Finding Carla”, y se asignaron cinco administradores encargados de diferentes tareas. Los amigos y la familia donaron de $50 a $100 para financiar la campaña. Contrataron una firma de relaciones públicas para comunicarle a los medios de prensa sobre la desaparición de Carla.

“Carla era una verdadera e incansable luchadora, y en su honor, también nosotros”, dijo Jaime. “A ella le encantaban las redes sociales, de modo que fue allí donde primero fuimos. Teníamos que presionar para que nuestro sistema de justicia prestara atención”.

“Nuestro objetivo era encontrarla y lo hicimos. Aunque no de la forma en que queríamos”, dijo Jaime.

Con información de Sumarium.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Tendencias