Connect with us

Intenacionales

Médicos cubanos presentan demanda en EE.UU. contra OPS por programa en Brasil

Publicado

el

Cuatro médicos cubanos demandaron judicialmente en Miami a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a la que acusan de haber facilitado la “red de tráfico humano” y “esclavitud” que, a su juicio, había detrás del programa “Mais médicos” en Brasil.

“Hay una organización internacional (la OPS), afiliada con las Naciones Unidas, que se convirtió en la principal fuerza para permitir que Cuba exportase a sus ciudadanos para que hicieran trabajos de esclavitud en un país extranjero”, manifestó el abogado Samuel J. Dubbin durante una conferencia de prensa.

Lea también: Médicos cubanos comienzan a dejar Brasil tras las polémicas con Bolsonaro

De acuerdo a los informes oficiales presentados en la demanda, los médicos cubanos recibieron menos del 10 % del dinero que Brasil pagaba a Cuba por estos servicios, mientras que la OPS, con sede en Washington, y el Gobierno de la isla se quedaron con el resto.

Esos mismos documentos indican, según los demandantes, que la OPS recaudó más de 75 millones de dólares a través del programa “Mais Medicos” y unos 1.300 millones de dólares fueron ingresados a las arcas cubanas utilizando cuentas bancarias de Estados Unidos.

Según un estudio realizado por la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania, en 2015 había unos 37.000 médicos cubanos que trabajaban en 77 países, la mayoría de ellos en Centroamérica, Brasil y Venezuela.

Se calcula que las autoridades de Cuba obtuvieron unos 11.000 millones al año gracias al “tráfico humano”, de acuerdo con el estudio.

Ramona Matos, Tatiana Carballo, Fidel Cruz y Russela Rivero son los cuatro médicos cubanos que han iniciado la batalla legal en la corte del Distrito Sur de Florida, a la que se espera que se sumen otros profesionales de la salud que han participado en misiones como “Mais médicos”.

Este mes, el Gobierno de Cuba anunció su decisión de retirar a sus más de 11.000 colaboradores sanitarios del programa “Mais Medicos” en respuesta a las exigencias del presidente electo del país suramericano, Jair Bolsonaro.

Matos, especialista en medicina general, lleva más de 30 años ejerciendo como médico. En 2014, aceptó viajar a Brasil para trabajar bajo el programa.

“Antes de viajar preguntamos cuánto nos iban a pagar y nunca nos lo dijeron hasta un día antes de irnos a Brasil”, relataba la mujer.

Después de todo, el contrato que firmaron Matos y el resto de los profesionales de la salud que viajaron con ella tenía “condiciones poco humanitarias”, según dijeron.

“Nos iban a dar mil dólares, de los cuales 400 nos los iban a dar al cambio, y 600 dólares iban para una cuenta nuestra en el banco de Cuba”, afirmó Matos, quien ya en Brasil descubrió que trabajaban en el programa profesionales de otros países y ahí se percató de la diferencia salarial y las restricciones que tenían los cubanos.

“Los médicos cubanos estábamos controlados por el funcionario del Gobierno de Cuba, no nos dejaban salir del lugar, no podíamos visitar Brasilia, teníamos que estar ahí mientras que el resto sí que podían hacerlo”, afirmó.

Por su parte, Carballo, otra de las demandantes, lleva medio siglo de ejercicio de la Medicina y vive exiliada en el sur de Florida tras haber desertado de la misión de Brasil.

“Cuando llegamos al aeropuerto mucha gente nos gritaba ‘¡Esclavos!’ y yo no entendía por qué hasta que me di cuenta de la realidad”, subrayó.

Los abogados de los cuatro médicos no saben exactamente a cuánto ascenderá el valor total de la demanda ya que, por el momento, se desconoce cuántos profesionales de la salud que pasaron por la misma situación que los cuatro demandantes iniciales se sumen a la acción judicial.

Los congresistas cubano-estadounidenses Mario Díaz-Balart, Ileana Ros-Lehtinen y Carlos Curbelo emitieron hoy un comunicado en el que destacan el “tremendo valor” de los demandantes y los respalda,

Ros-Lehtinen señaló que ella y otros congresistas han asumido la figura legal de “amigos de la corte” para permitir demandas contra organizaciones internacionales con sede en EE.UU. como la OPS.

“Vergonzosamente” hay informes que indican que, en lugar de proteger el derecho de estos profesionales de la salud cubanos a unas condiciones de trabajo “humanas”, la OPS facilitó “la venta de mano de obra médica de Cuba a otros países”, dijo Díaz-Balart.

Curbelo manifestó su apoyo a estas víctimas del régimen cubano en su “reclamación de justicia y una compensación justa por sus servicios”.

Según dijo el canciller cubano, Bruno Rodríguez, en la XXVI Cumbre Iberoamericana en los últimos cinco años han prestado servicio en Brasil 20.000 médicos cubanos -el 62 % mujeres- que atendieron a 113 millones de pacientes.

EFE

Alberto News 

Advertisement
Advertisement

Tendencias