Connect with us

Intenacionales

ONU: Unas 65.000 personas afrontan una catástrofe por hambre en el Yemen

Publicado

el

Unas 65.000 personas afrontan una situación de catástrofe por hambre en el Yemen, según una evaluación conjunta de varias agencias de la ONU publicada este viernes 7 de diciembre en colaboración con el Gobierno yemení y otros socios.

El último informe de la Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria (IPC, por sus siglas en inglés) destaca que esas personas se encuentran en la fase más extrema, la de catástrofe, a pesar de la ayuda alimentaria que las organizaciones humanitarias están distribuyendo en el país.

No obstante, las agencias de la ONU rechazaron en un comunicado que se den las condiciones para declarar la hambruna, ya que para eso se tendrían que registrar en un mismo lugar al menos el 20 % de los hogares con escasez extrema de alimentos, al menos el 30 % de los menores de 5 años con malnutrición aguda y al menos dos muertes diarias por cada 10.000 personas.

En total, se calcula que 15,9 millones de personas se enfrentan en el país a una grave inseguridad alimentaria (el 53 % de la población) entre diciembre de 2018 y enero de 2019, de los que 5 millones están en fase de emergencia y 10,8 millones en crisis.

Lee también: OIM: El 98% de venezolanos asegura sufrir discriminación en Ecuador

El informe alerta de que, sin ayuda alimentaria, la cifra total de personas con hambre subiría a los 20 millones de yemeníes (el 67 % de la población) en ese periodo, de los que 240.000 estarían en situación de catástrofe.

La inseguridad alimentaria es mayor en las zonas donde existen combates activos, especialmente las de Al Hodeida, Amran, Hajjah, Taiz y Saada, lo que dificulta el acceso a los alimentos de los desplazados y las comunidades locales.

El informe fue elaborado, entre otros, por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Actualmente los rebeldes chiíes hutíes y el Gobierno yemení se han sentado en una mesa de consultas en Suecia, auspiciadas por la ONU, para intentar llegar a una solución a una guerra que comenzó a finales de 2014.

El conflicto del Yemen comenzó cuando los hutíes, que cuentan con el respaldo de Irán, se hicieron con el control de Saná, y el conflicto se generalizó en marzo de 2015 con la intervención de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí, a la que suministran armas Estados Unidos y otros países occidentales.

Con información de EFE

Alberto News

Advertisement
Advertisement

Tendencias