Connect with us

Intenacionales

Presidente de Colombia pide a indígenas suspender bloqueo de carretera para diálogo

El Gobierno de Colombia está dispuesto a iniciar un diálogo para escuchar las demandas de las comunidades indígenas del suroeste del país, pero con la condición de que suspendan el bloqueo de una importante carretera y los actos de violencia, dijo el lunes el presidente Iván Duque.

Los indígenas mantienen bloqueada desde hace una semana la Vía Panamericana que permite la comunicación entre el centro y el suroeste de Colombia, provocando parálisis del tráfico de vehículos y desabastecimiento de alimentos y combustibles en algunas ciudades, para exigir el cumplimiento de acuerdos previos sobre inversión social y titulación de tierras.

“No se puede limitar la movilidad del pueblo colombiano toda vez que tenemos un derecho fundamental. No podemos apelar a las vías de hecho, apelar a las vías de hecho le hace un enorme daño a nuestra institucionalidad”, aseguró el mandatario al término de una reunión con los gobernadores de algunos de los departamentos afectados por la protesta indígena.

“Nuestro gobierno ha estado siempre abierto al diálogo con todos los sectores sociales. El gobierno va a seguir enviando delegados para propiciar una conversación clara”, agregó.

Además de los bloqueos de la carretera en varios tramos, los indígenas han atacado con artefactos explosivos de fabricación artesanal a efectivos de la Policía Nacional y han quemado algunos vehículos, según fuentes de seguridad que sostienen que la protesta está infiltrada por grupos armados ilegales.

Duque recordó que su Plan Nacional de Desarrollo que está a consideración del Congreso y que establece las principales metas económicas y sociales para los próximos cuatro años contempla inversiones por 10 billones de pesos (3.200 millones de dólares) para los pueblos indígenas, la mayor cuantía destinada en la historia del país.

Desde 1999 las comunidades indígenas de Colombia suelen hacer protestas para presionar a los gobiernos de turno por presupuestos destinados a inversión social en sus territorios, así como para la compra de tierras para esas comunidades que alegan haber sido desplazadas y despojadas de sus territorios ancestrales.

Colombia, con más de 45,5 millones de habitantes, tiene 85 etnias con alrededor de un millón de indígenas que, de acuerdo con Naciones Unidas, enfrentan el riesgo de extinción.

Reuters

Alberto News

Advertisement
Advertisement

Tendencias