Connect with us

Intenacionales

Presos estadounidenses reclaman su “derecho constitucional” a tener pornografía

Publicado

el

Varias decenas de reos han criticado una nueva ley que prohíbe la pornografía en las cárceles de Iowa (Estados Unidos) porque estiman que se trata de un acto inconstitucional elaborado por “tiranos religiosos” que “se esconden detrás de su manto de moralidad”, informan medios locales.

Encabezados por Allen Curtis Miles, un condenado de por vida por un asesinato en primer grado, cada uno de esos 58 encarcelados de la prisión Fort Dodge demanda 25.000 dólares por una presunta violación de sus derechos constitucionales realizada por personas que “no tienen consideración por la Declaración de Independencia”.

La demanda reza que la prohibición fue impuesta por un Gobierno con falsa apariencia de “nazis o tiranos” y que esta acción representa una forma de extorsión mediante el rechazo de fondos federales a las cárceles que ponen a disposición materiales pornográficos.

La norma, que entró en vigor el pasado 14 de noviembre en las nueve prisiones de Iowa, establece la clausura de las “salas de lectura pornográfica” —una forma de control institucional sobre el consumo de contenidos para adultos— y prohíbe que los presos tengan fotos de personas desnudas en las celdas.

Lee también: Rubio: EEUU seguirá castigando a los responsables que mantienen a Maduro en el poder

Pros y contras

Los ideólogos de este veto aseguran que el sistema penitenciario de EE.UU. ha cambiado de manera significativa desde los años 80 por la creciente población de presos y el porcentaje considerablemente mayor de delincuentes sexuales, a los que nunca permitieron consultar material pornográfico.

Otras personas consideran que esas ‘salas de lectura’ son un desperdicio de recursos, debido a que un miembro del personal tiene que acompañar al preso a la estancia, esperar que termine y escoltarlo de vuelta a su celda.

“Cuando discutimos este tema con los legisladores, el punto general fue que el tiempo que el personal dedica a supervisar este tipo de actividades podría haberse empleado de manera más productiva”, explicó el portavoz del Departamento Penitenciario de Iowa, Cord Overton.

Sin embargo, el senador de Iowa, Rich Taylor, considera que “es una mala idea” porque “los hombres tienen cierta química y creo que, si no tienen ese modo de aliviar sus frustraciones sexuales encontrarán otra manera y me temo que esa forma sean otros presos o, incluso, el personal”.

Con información de RT Noticias

Alberto News

Advertisement
Advertisement

Tendencias