Connect with us

Intenacionales

Profanan con pintura roja la tumba de Franco, por la “libertad robada”

Publicado

el

Un hombre ha pintado este miércoles 31 de octubre, la tumba de Francisco Franco en el Valle de los Caídos con la frase Por la libertad, con pintura roja. El suceso ha tenido hoy lugar en la misa de las 11.00 horas cuando un individuo ha realizado la pintada sobre la tumba del dictador. El hombre ha sido retenido y abucheado por los asistentes a la liturgia antes de la llegada de la Guardia Civil.

El autor de la profanación ha sido el escultor Enrique Tenreiro, quien ha señalado que ha pintado una paloma de color rojo sobre la tumba de Franco como “acción protesta” por la “libertad robada” a la generación de sus padres y abuelos.

Lee también: Trump presiona a México para frenar la caravana de migrantes

“Es mi pequeño grano de arena que espero sirva para aliviar el dolor de los perdedores de una Guerra Civil que no debería haberse producido”, ha añadido.

Tras prestar declaración ante la Guardia Civil, Tenreiro ha quedado en libertad. No ha llegado a ser detenido, pero sí investigado por un delito de daños con un posible agravante de delito de odio.

En una grabación difundida a través de Twitter se observa cómo Tenreiro se arrodilla frente a la lápida y tras apartar las flores sobre la tumba de Franco ha dibujado con pintura roja una paloma de la paz con el lema Por la libertad. Al ser detenido por miembros de seguridad, ha gritado “por la libertad y la reconciliación de los españoles, para que no haya ningún bando vencido”.

El hombre había introducido la pintura en la basílica en un recipiente de plástico que no puede detectarse por los sistemas de seguridad existentes. Patrimonio Nacional está investigando el material usado por el escultor y, tras estas pruebas, determinará el tipo de limpieza.

De momento, la lápida de Franco ha sido cubierta con una sábana blanca para tapar el mensaje.

Calvo no se siente desautorizada por el Vaticano

La profanación se produce en medio de la polémica surgida entre el Gobierno y el Vaticano por la futura inhumación de los restos de Franco, una vez sean exhumados del Valle de los Caídos. Hoy, la vicepresidenta, Carmen Calvo, ha asegurado que no se siente “en absoluto” desautorizada por el Vaticano, después de que ayer martes fuera corregida por la Santa Sede, que apuntó que “en ningún momento” se había pronunciado sobre el lugar donde debían ser enterrados los restos del dictador Francisco Franco.

Carmen Calvo, durante la sesión de control. | JAVI MARTÍNEZ

Calvo aseguró que el Gobierno y la Iglesia habían acordado trabajar juntos para “encontrar una salida” a esta situación que “obviamente”, dijo, no puede pasar por que los restos del dictador acaben la cripta de la catedral madrileña de La Almudena, como ha solicitado su familia.

Sin embargo, horas más tarde el Vaticano precisaba que “en ningún momento” se ha pronunciado sobre el lugar de la inhumación, aunque a su secretario de Estado, Pietro Parolin, le “pareció oportuna” la idea trasladada por Calvo de explorar otras alternativas a enterrarle en la cripta de La Almudena “también a través del diálogo con la familia”.

Es por ello que, a su llegada al Pleno de control al Gobierno en el Congreso, se le ha preguntado sobre si se sentía desautorizada por el Vaticano, a lo que la número dos del Ejecutivo ha respondido: “En absoluto”.

Con información  El Mundo

Alberto News

Advertisement
Advertisement

Tendencias