Connect with us

Intenacionales

Putin, condenado a dar explicaciones en G20 sobre incidente naval con Ucrania

Publicado

el

El presidente ruso, Vladímir Putin, insiste en responsabilizar a Ucrania de la actual crisis, pero tendrá que dar explicaciones por el uso de la fuerza contra la Armada ucraniana en la cumbre del G20 en Buenos Aires, donde se reunirá con su homólogo de EEUU, Donald Trump.

“Moscú agradece a todos los que están dispuestos a contribuir a rebajar la tensión instigada por Ucrania, pero no ve la necesidad de ninguna mediación. Los que deseen y puedan hacerlo, pueden ayudar influyendo en las autoridades de Kiev”, aseguró hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Lee también: Colombia busca que turismo aumente el 3,8% actual de participación en el PIB

Putin intenta evitar la internacionalización de lo que él considera un simple “incidente fronterizo”, pese a que Ucrania aprobó el estado de excepción y ha puesto en alerta a sus tropas ante la amenaza percibida de una guerra “a gran escala” con el país vecino.

En ese sentido, el Kremlin aseguró hoy que el estrecho de Kerch, que une los mares Azov y Negro, “funciona con normalidad”, lo que desmentiría el bloqueo al que supuestamente Moscú está sometiendo a los puertos ucranianos de Mariúpol y Berdiansk, especialmente desde la inauguración en mayo del puente de Crimea.

Pero Rusia aprovecha la más mínima ocasión para pedir, sea su interlocutor Alemania o Turquía, que persuadan al presidente ucraniano, Petró Poroshenko, para que abandone sus planes de provocar a Moscú con el fin de que la comunidad internacional adopte nuevas sanciones contra el Kremlin.

El desarme nuclear, la lucha antiterrorista y Siria deberían copar la agenda de las conversaciones de Putin con Trump en la capital argentina, pero el incidente en el mar Negro con la Armada de Ucrania puede truncar su agenda.

Lee también: Presidente del Comité Olímpico Internacional: EN 2019 seguirá el diálogo con las dos Coreas para afianzar la paz

Trump y el resto de mandatarios esperan explicaciones y la defensa a ultranza que hizo ayer Putin del uso de la fuerza por parte de los guardacostas rusos no ayudará a su causa, ni siquiera el hecho de que los buques ucranianos hubieran violado las aguas territoriales rusas.

Putin mantiene que los barcos ucranianos avanzaban “directamente” hacia el puente de Crimea con siniestras intenciones -los marineros detenidos han sido trasladados a una cárcel en Moscú- aunque los ucranianos insisten que sus barcos fueron atacados y apresados cuando ya regresaban al puerto de Odesa, en el mar Negro.

La prensa estadounidense ha acusado a Trump de quedarse corto a la hora de condenar la actitud rusa, pero el jefe de la Casa Blanca sí expresó su “profunda preocupación” por las continuas detenciones de barcos ucranianos y admitió que no le gustó esa “agresión”.

Lee también: Marco Rubio insta a EEUU para incluir a Venezuela en la lista de países patrocinadores del terrorismo

Eso sí, el Kremlin logró que la reunión Trump-Putin no fuera cancelada, algo que el propio Trump sugirió en declaraciones a la prensa, aunque el número de contenciosos bilaterales es tan grande que no era aconsejable aplazar la entrevista, más aún después de anular la que debía haber tenido lugar en París hace dos semanas.

La canciller alemana, Angela Merkel, que habló en los últimos días tanto con Putin como con Poroshenko, aseguró hoy que tiene intención de abordar ese asunto con el jefe del Kremlin el sábado en Buenos Aires.

“Sabemos que podemos resolver esto sólo de manera sensata y en el marco de negociaciones, ya que una solución militar es imposible”, dijo.

Putin también tendrá que lidiar con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogán, que habló ayer con Trump y Poroshenko sobre la crisis y cuyo país es crucial, ya que controla la entrada al mar Negro.

Lee también: Al Navío: A Alejandro Andrade le habían descubierto 700 millones de dólares en Suiza

El comandante de la Armada ucraniana, Ígor Voronchenko, anunció hoy que Kiev pedirá a la comunidad internacional que cierre el estrecho de Bósforo (que da paso al mar Negro) en represalia por el apresamiento de los barcos ucranianos.

El almirante aseguró que la Convención de Montreaux de 1936 autoriza al Gobierno de Kiev a realizar esa solicitud.

En entrevista con prensa alemana, Poroshenko pidió que la OTAN envíe buques al Azov y la Flota rusa del mar Negro anunció el despliegue de una cuarta división de misiles antiaéreos S-400 en Crimea.

EFE

Alberto News

Advertisement
Advertisement

Tendencias