Connect with us

Intenacionales

Un barrio de Tokio intenta romper los prejuicios contra la comunidad LGTB

Publicado

el

En Japón, un país donde el matrimonio homosexual sigue sin legalizarse, se alza una zona de Tokio que se ha convertido en el corazón de la comunidad LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) y que congrega a centenares de locales y turistas rodeados de banderas arcoíris.

En esa zona del barrio de Shinjuku, el mayor área gay de Japón, los bares trabajan a diario para atraer a homosexuales japoneses o extranjeros que quieren visitar esa zona.

“Fiesta solo para chicas”, se lee en la entrada de un bar dirigido exclusivamente a chicas lesbianas; “Fiesta solo para chicos”, se lee en otros.

Es un escenario que intenta superar los prejuicios hacia la homosexualidad en Japón, un país que avanza a pasos cortos en la aceptación de las uniones homosexuales y de la diversidad sexual.

Le también: Guatemala investigará pastor evangélico “Cash” Luna por nexo con narcotráfico

Una encuesta nacional, por ejemplo, reveló que el 53,2 % de los japoneses no apoyarían a un amigo si descubriesen que es gay.

“Es importante trabajar en la inclusión social de la comunidad LGTB en Japón“, asegura a Efe el responsable de las relaciones públicas del bar AiiRO Cafe, Keisei Suzuki.

Bajo esta premisa, AiiRO atrae cada noche a turistas y japoneses a partes iguales, de todas las generaciones y tanto heterosexuales como pertenecientes a esa comunidad.

En Shinjuku Ni-chome se respira un ambiente sin prejuicios, “diverso y cómodo para cualquiera que pase”, como explica Suzuki, y así lo sienten Trevor Bell y James Wilson, una pareja estadounidense que pasea por las calles de este barrio “con mucha libertad”, afirma Bell.

Con información de EFE

Alberto News

Advertisement
Advertisement

Tendencias