Connect with us

Intenacionales

Una de las principales portavoces de Keiko Fujimori renuncia a la bancada de su partido

Publicado

el

La congresista Úrsula Letona, una de las más conocidas portavoces de la líder opositora Keiko Fujimori, actualmente en prisión, anunció hoy su renuncia a la bancada del partido Fuerza Popular, poco después de que una de sus compañeras solicitase su expulsión por no tener una “conducta proba”.

“Estoy formalizando hoy mi renuncia”, informó Letona a la emisora RPP Noticias, antes de señalar que hoy a visitó a Keiko, quien cumple 36 meses de prisión preventiva mientras es investigada por presunto lavado de activos, para comunicarle su decisión y ratificarle su “compromiso y solidaridad”.

Lee también: Piden reanudar diálogo en Nicaragua para evitar más daños económico y social

Aseguró que ha tomado esa medida para que “no se le use como pretexto” para generar una división al interior de Fuerza Popular, después de que su colega de bancada Yeni Vilcatoma pidiera que su partido la expulsara.

Vilcatoma acusó formalmente a Letona de haber usado “todo su poder” para lograr que la Comisión de Fiscalización del Congreso archive una moción que buscaba investigar “presuntas irregularidades” en la oficina estatal de promoción turística.

Letona respondió hoy señalando que no será “un obstáculo, mucho menos en un pretexto para que personas que en búsqueda del poder” afecten a su partido.

Lee también: Este hombre de 78 años podría ser el peor asesino en serie en la historia de EEUU

“No voy a calificar la conducta de la congresista Vilcatoma. Los conflictos que ella ha podido tener conmigo u otros colegas quedarán en la opinión pública y la bancada como un tema anecdótico”, dijo.

Letona fue hasta octubre pasado la portavoz de Fuerza Popular en el Congreso, en el que ganó gran protagonismo al defender a capa y espada a la líder de su partido y criticar duramente las acciones y reformas del Gobierno del presidente Martín Vizcarra.

La legisladora dejó ese cargo después de que Keiko anunciara una reorganización en su partido cuando el fiscal de lavado de activos José Domingo Pérez pidió 36 meses de prisión preventiva contra ella y diez de sus más cercanos colaboradores.

El fiscal sostiene que todas estas personas integraron una organización criminal enquistada en la cúpula de Fuerza Popular para captar dinero ilícito con el que alcanzar el poder, y desde ahí retribuir los favores con actos de corrupción.

Entre el dinero presuntamente ocultado bajo esta modalidad está el millón de dólares que Odebrecht afirmó haber entregado a la campaña de Keiko, aparentemente desde la cuenta oculta con la que pagó sobornos en al menos doce países de Latinoamérica.

EFE

Alberto News

Advertisement
Advertisement

Tendencias