Connect with us

Nacionales

Acusaron por «boicot» a gerentes del Central Madeirense

Tras un proceso de fiscalización que fue realizado por parte de los funcionarios de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), en todas las sedes de los supermercados Central Madeirense, se llevó a cabo la detención de al menos 53 gerentes, quienes actualmente permanecen en diferentes comandancias de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) desde el pasado miércoles 20 de septiembre.

En este sentido, Daniel Alberto Apuerta, quien se desempeña como asesor jurídico de la mencionada empresa, informó que se les acusa por el delito de boicot, tipificado en la Ley de Precios Justos, en sus artículos 54 y 55, donde reza que “quienes conjunta o separadamente desarrollen o lleven a cabo acciones, o incurran en omisiones que impidan de manera directa o indirecta la producción, fabricación, importación, acopio, transporte, distribución y comercialización de bienes, así como la prestación de servicios, serán sancionados con prisión de 12 a 15 años”.

Apuerta, quien representa a cuatro gerentes y a un subgerente del estado Lara, acotó que para tres de estos trabajadores solicitó beneficios de ley por sus condiciones de salud. Por lo que se les realizaron una evaluación médica el lunes 24 de septiembre, en los tribunales del Edificio Nacional.

Lee también: GNB detuvo a un periodista por entrevistar pacientes del barco hospital chino

Por su parte, los médicos estuvieron aproximadamente media hora con cada trabajador y entregaron sus informes a Dalin Mora, quien es fiscal principal de la Fiscalía cuarta del Ministerio Público (MP) y a los auxiliares Saba Pérez y Maida Molina.

El beneficio de ser juzgado en libertad fue rechazado, por lo que establecieron 45 días contados a partir de esta fecha, para la próxima audiencia.

Niega boicot

Por otro lado, el abogado, Daniel Alberto Apuerta, explicó que hasta hace año y medio, Central Madeirense, hacia pedidos a sus proveedores nacionales e internacionales, y pagaba entre 15 a 20 días después de haber recibido los productos.

Actualmente es diferentes, por lo que detalló que primero deben cancelar cada pedido con anterioridad o el mismo día que reciben la carga, por lo que hace que disminuya la cantidad de productos.

A su vez, la distribución de los productos, desde Caracas hasta todas las sedes de Venezuela, tarda debido a las distancias, lo que se traduce en anaqueles vacíos ciertos días del mes, reseñó El Pitazo.

La mercancía llega a la sede principal de cada estado, desde allí se distribuye al resto de los supermercados, donde no pueden vender de inmediato, sino que antes deben hacer el proceso de facturación e introducción de los códigos al sistema automatizado.

En el caso de los productos regulados, no da ni tiempo de acomodarlos en los anaqueles, según Apuertas, ya que las filas interminables de personas para comprar el rubro se forman desde días y noches anteriores.

Lee también: Dos fallecidos y varios heridos tras fuertes lluvias en el estado Vargas

Estos son los cinco gerentes

Mary Saray Palacios, de 32 años de edad, tiene un bebé de dos meses y cinco días. Es la gerente de la sede de Valle Hondo, ubicado en el municipio Palavecino. Aunque se encuentra amamantando por tener problemas de salud, piden su pronta liberación para que pueda estar con su pequeño.

Leonardo Camacaro, de 35 años de edad, se desempeñaba como subgerentes de la sede Los Próceres, en Barquisimeto, estado Lara, tiene una desviación en la columna, por lo que fue operado y no puede estar mucho tiempo en una misma posición.

Cabe mencionar que éste, fue detenido porque su superior se desmayó al momento de la detención y los funcionarios policiales decidieron dejarlo en libertad, y llevarse a Camacaro.

Gil De Gouveria, de 48 años de edad, fue la tercera persona en la que solicitaron el beneficio de permanecer en casa mientras se realiza el juicio, es insulinodependiente, y su salud ha presentado complicaciones a consecuencia de esta enfermedad así como de estar encerrado en un espacio reducido.

Los otros dos gerentes detenidos, son María Josefina Rodríguez, de 55 años de edad, encargada de la sede en el centro comercial Los Leones; y José Efraín Marcelino, de 53 años, gerente de la sede El Recreo; ambos, con más antigüedad laboral, la primera con 25 años de servicio y el segundo con 26.

Alberto News

Advertisement
Advertisement

Tendencias