Connect with us

Intenacionales

Delta Amacuro, puerto de sangre, impunidad y tráfico de drogas hacia Trinidad y Tobago

El estado federal con más asesinatos de Venezuela sería Delta Amacuro, un área vinculada con el mayor tráfico de drogas, la proliferación de pandillas y otras actividades ilícitas, además de ser uno de los puntos más cercanos de ese país a Trinidad y Tobago, reseñó guardian.co.tt.

Este hecho está causando gran preocupación, ya que los informes de inteligencia recientes indican la presencia de la notoria pandilla venezolana de “El Evander” en este país. Sus miembros han formado alianzas con bandas locales y han denunciado actividades ilegales aquí que han contribuido al aumento de homicidios en las últimas semanas.

Delta Amacuro, que es al menos cuatro veces el tamaño de Trinidad y Tobago, se ha convertido en un importante lugar de inframundo criminal y existe evidencia de que sus jefes delictivos están usando el vecino país como un punto de transbordo de narcotráfico. Esa revelación se hizo en un documento preparado por Jesús Manuel Ares Mujica para su Maestría en Relaciones Internacionales en el Institut Barcelona d’Estudis Internacionals en 2015.

Un informe de seguridad diplomática del Departamento de Estado de Estados Unidos en 2018 también describió las amenazas criminales que Venezuela ha enfrentado con su colapso económico y las crecientes tensiones entre el régimen de Nicolás Maduro y Juan Guaidó, quien se declaró presidente interino del país.

El informe de 2018 realizado por los EEUU cita información del Observatorio de Violencia de Venezuela (OVV) que la describe como la segunda nación con más homicidios después de El Salvador. El OVV ha rastreado la violencia usando fuentes policiales y reportes de los medios. Afirma que en 2017 Venezuela tuvo más de 26.616 homicidios a una tasa de 89 por cada 100.000 habitantes.

Este aumento en los delitos violentos es impulsado por el narcotráfico y las bandas criminales. El informe de los Estados Unidos afirma que “la falta de cooperación internacional contra el tráfico de drogas en Venezuela y un cambio en los patrones han convertido a Venezuela en uno de los mayores países de tránsito de narcóticos en la región”.

Los datos obtenidos a través de la OVV muestra que el Delta Amacuro tuvo una de las tasas más altas de homicidios de Venezuela para el año 2012.

“Es una de las entidades federales menos pobladas de Venezuela, que ocupa el puesto 23 de los 25 estados por densidad de población en 2011. Tiene una población de 167.676 habitantes en comparación con Miranda con 2.676.165 habitantes”.

Hay un alto flujo de drogas ilícitas a través de sus puertos y las estadísticas muestran que tuvo el mayor aumento de homicidios entre 1995 y 2012, hasta un alarmante 1400%. Antes de eso, Delta Amacuro tenía una de las tasas de homicidio más bajas del país.

El estado de Sucre y su ciudad Güiria, que también está muy cerca de Trinidad y Tobago, también tiene una alta tasa de homicidios con un aumento del 1.100 % entre 1995 y 2012.

En su informe, Mujica citó una presentación de Deborah Yashar, profesora de Política y Asuntos Internacionales de la Universidad de Princeton, quien dijo que la violencia es mayor en las ciudades y áreas portuarias a través de las cuales se mueven las drogas.

Mujica escribió: “El estado tiene cuatro ríos principales: el Orinoco, Amacuro, Barima y Grande. También es parte de la frontera con Guyana, y las desembocaduras de los ríos terminan en el Océano Atlántico. Esta es una puerta importante para el tráfico a Trinidad, Tobago y Europa”.

Su investigación también se basó en el diario El Nacional en Venezuela de que “Delta Amacuro es ahora uno de los principales puertos del país para barcos clandestinos que navegan a través de las 3,622 sucursales de los ríos ubicados en el estado”.

Además, el “papel del estado en la ruta del tráfico de cocaína ha aumentado debido a su geografía, no solo por el número de ríos… Pero también porque es un estado fronterizo con Guyana y el puerto más cercano desde Trinidad y Tobago”.

Algunos de los cárteles de la droga que operan en Venezuela, según Insight Crime, incluyen a los cárteles nacionales y las fuerzas armadas colombianas, incluido el ELN (Ejército de Liberación Nacional), guerrilleros colombianos que han estado presentes en Venezuela desde 2000. Este cartel utiliza a Apure, otro estado venezolano, para realizar sus actividades ilícitas.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) también han estado operando en Venezuela y las fuerzas de seguridad del país han sido acusadas de ayudar a las Farc en el tráfico de cocaína.

Un grupo criminal bastante nuevo, Bandas Criminales Emergentes (Bacrim), también opera en Venezuela, al igual que “Águilas Negras” y “Los Rastrojos”, según Insight Crime.

Traducción libre de Guardian Trinidad y Tobago

Alberto News

Advertisement
Advertisement

Tendencias