Connect with us

Nacionales

Gilber Caro lleva 17 días consecutivos secuestrado, denuncia Voluntad Popular

La diputada a la Asamblea Nacional por Voluntad Popular, Karin Salanova, denunció la situación de secuestro en la que se encuentra el también parlamentario, Gilber Caro, desde el 26 de abril, indicando que hasta la fecha van 17 días consecutivos en los que se desconoce su paradero.

“Es la segunda vez en 3 años, que este régimen violenta sus derechos. No sabemos oficialmente dónde y en qué condiciones se encuentra Gilber Caro. Hay que recordar que la primera vez que lo detuvieron le dieron comida contaminada y salió en muy mal estado, por lo que desde Voluntad Popular y desde la Asamblea Nacional, exigimos una fe de vida de él.” Aseveró Karin Salanova.

Por su parte, la abogada Theresly Malavé quien lleva el caso de Caro, recordó que “la jueza Luz Mariela Santafé, quien estaba a cargo de la causa anterior, huyó del país con el expediente de Gilber Caro y públicamente le pidió disculpas, porque sabía que su detención fue injusta. Ahora lo encarcelan de nuevo, violando sus derechos, sin causas justificadas y sin suministrar información oficial, por lo que su paradero es totalmente desconocido”.

La jurista explicó que la excusa que usan para su detención es que no se presentó el 22 de abril y por eso presumen que sale la orden de captura el día 23 del mismo mes, hecho que consideró ilógico, porque no concuerda con la realidad de cómo se sigue ese proceso en los tribunales.

“Esa rigidez en la presentación no es habitual, por lo que no es un incumplimiento. A pesar de que la jueza de la causa se encuentra fuera del país y de que no era su juez natural, porque el caso se maneja desde un juzgado militar, siendo él un civil, Gilber siempre se presentó ante el Tribunal. La dinámica que se manejaba era que él a veces se presentaba unos días antes o unos días después, dependiendo su agenda en la Asamblea, además de que los juzgados no trabajan corrido. Si ese es el motivo de la detención o cualquier otro, igual deben darle el derecho a la defensa.”

Malavé informó que el caso está ante el Tribunal 6to militar del estado Carabobo y que la poca información que manejan es de manera extraoficial. “Queremos conocer oficialmente todo lo que ocurre con Gilber Caro, dicen que está en el SEBIN y que está bien, pero no hemos podido confirmar eso, esta es una obstaculización del derecho a la defensa y una sistematización de la violación a sus derechos humanos.”

Lee también: Richard Blanco desconoce actuaciones del TSJ de Maduro: ‘Mantengo mi investidura’

Perseguidos por el régimen

La diputada Karin Salanova también pidió fe de vida, del primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgard Zambrano, afirmando que no puede ser que hasta la fecha nadie lo haya visto y se desconozca su condición actual de salud.

“Todos los coordinadores que ha tenido Voluntad Popular desde su creación, han sido perseguidos, comenzando por su fundador y líder de la oposición venezolana, Leopoldo López, hasta su último coordinador político y diputado, Juan Andrés Mejía. Uno piensa que él régimen no pueden llegar a tanto, pero resulta que ellos persiguen más y más. Hoy vemos como muchas casas de diputados y dirigentes políticos han sido marcadas y sus familias hostigadas. Nuestros hijos y familiares no tienen la culpa de que nosotros hayamos decidido ser políticos y trabajar por defender a nuestro país.”

Salanova, quien también es vicepresidenta de la Comisión de Familia, señaló que lo único que está marcado en las casas de Venezuela es el hambre, la falta de medicinas y la diáspora.

La parlamentaria informó que 19 activistas de la tolda naranja a nivel nacional se encuentran actualmente detenidos, 17 diputados de la Asamblea Nacional son perseguidos, mientras que la cifra de presos políticos asciende a 900.

Con información de NDP

Alberto News

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Hecho en la República Bolivariana de Venezuela.
Registrado en el Servicio Autónomo de Registros y Notarías

Copyright © 2019 AlbertoNews.com todos los derechos reservados