Connect with us

Nacionales

Hacinamiento de 250 % en Vargas disparó casos de tuberculosis y sarna

Carlos Nieto Palma, director general de la ONG Una Ventana por la Libertad, advirtió este lunes que hay un hacinamiento de 250 % en los centros de reclusión preventivos de la entidad, situación que ha incrementado los casos de tuberculosis y sarna entre los reos.

“En Vargas tenemos personas con tuberculosis, con VIH que no reciben tratamiento y con escabiosis (sarna), porque los niveles de hacinamiento son de más de 250%. Esto hace que ocurran estas cosas. Además, carecen de agua potable de manera permanente. Acá tenemos reporte de personas que han pasado hasta seis años en sitios de reclusión. En todo el país los calabozos policiales pasaron a ser los sustitutos de las cárceles”, apuntó Palma en un foro realizado con familiares de reclusos en Catia La Mar, así reseñó Caraota Digital 

Mencionó que Vargas es uno de los estados del país que no cuenta con una cárcel, lo que complica aún más la situación de los detenidos. “Se han utilizado las comisarías y los centros de reclusión preventiva como pequeñas cárceles”.

En 2018 la ONG contabilizó 117 fallecidos tuberculosis en los 15 estados que monitorea y otros 19 por desnutrición. «Hay que tomar en cuenta que las comisarías policiales carecen de comedor. No les proporcionan a los reclusos comida si no tienen familiares que les lleven los alimentos”.

Lee también: Iván Duque denuncia en Londres la dictadura en Venezuela y los crímenes contra la Humanidad

Recordó que están trabajando en 15 estados del país y que para julio está previsto que presenten un informe con la información de las incidencias del primer semestre.

El abogado insistió en la necesidad de que se construya una cárcel en el estado. “Esa es una de sus primeras necesidades y así no tienen que los familiares trasladarse a lugares lejanos. Muchos presos son llevados a Bolívar, Anzoátegui, Monagas y lo más cercano ha sido Miranda”.

La socióloga y penitenciarista María Antonieta Escobar contó que en Vargas los parientes de los reos son víctimas del miedo. “Tienen mucho miedo, son muy deprimidos y la mayoría de condiciones económicas precarias. Algunos vienen de Caracas a ver a sus familiares y sufren por la falta de transporte y de efectivos para pagar el bus”.

“Es muy difícil vivir acá y tener que viajar a Bolívar”

María (nombre ficticio para proteger su identidad) está viviendo un viacrucis. Su hijo fue llevado a la cárcel de El Dorado y su familia reside en el Litoral Central. “Hace poco fue que lo afeitaron y apenas le comenzaron a dar comida”.

“Pero hay mucho paludismo, diarrea. Lo más complicado es trasladarse hasta allá, lo que obliga a uno a buscar el efectivo hasta debajo de las piedras”.

Con información de Caraota Digital

Alberto News

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Hecho en la República Bolivariana de Venezuela.
Registrado en el Servicio Autónomo de Registros y Notarías

Copyright © 2019 AlbertoNews.com todos los derechos reservados