Connect with us

Nacionales

Konzapata | Por qué los cubanos, el Sebin y el Dgcim no actúan contra “Nicolasito” Maduro

Nicolasito Maduro tiene 29 años, y cuando tenía 23 años, fue designado en el cuerpo de inspectores de las empresas públicas. El padre le inventó ese cargo en el que tampoco brilló. El cuerpo pasó sin pena ni gloria. Las empresas públicas fracasaron, incluyendo PDVSA, tomando en cuenta que la producción petrolera cayó en picada.

Por: Juan Carlos Zapata | Konzapata

A lo mejor Nicolasito Maduro no sabe que Vladimir Putin, aliado de su padre, también fue inspector de las empresas rusas cuando gobernaba Boris Yeltsin, y que tal responsabilidad ayudó a encumbrarlo. Putin al menos hizo el trabajo que le encomendó Yeltsin.

 Lee también: Holmes Trujillo: Se necesita más ayuda y mayor solidaridad ante la migración venezolana

Nicolasito Maduro ha sido sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. De esta manera, se intenta meter más presión contra MaduroDonald Trump ha dicho que no ha sido lo suficientemente severo con Maduro. Entre los elementos que lleva a los Estados Unidos a sancionar al hijo de Maduro, están sus negocios con las minas, con el oro. Es decir, la corrupción.

El ex jefe del Sebin que se le fue a Maduro, es quien he llegado más lejos en estas investigaciones. Manuel Cristopher Figuera lo ha señalado de estar incurso en el saqueo del oro del Banco Central, y de manejar compañías con operaciones en las minas, y que detrás de todo, la figura de un testaferro de nombre Santiago Morón, conocido como el asistente de Nicolasito.

Cristopher Figuera lo investigó. Y también lo investigó el mayor Jesús Alberto García, quien apareció muerto en extrañas circunstancias a mediados de mayo. “Desde la Dirección de Contrainteligencia del Sebin, juntos investigamos los más escandalosos y aberrantes casos de corrupción que involucran a Tareck El Aissami, a Calixto Ortega Sánchez, presidente del Banco Central de Venezuela, a Simón Zerpa, ministro de Finanzas, a Santiago Morón, asistente de Nicolasito Maduro -hijo de Nicolás Maduro- y a los hijos de Cilia Flores. Seguramente descubrieron la información de la que él tenía conocimiento y para estos “carniceros” era más fácil eliminarlo”, dijo al diario ALnavío, Cristopher Figuera.

Lee también: Pdte. Guaidó no acudirá a encuentro en Noruega tras el asesinato del C/C Acosta Arévalo

Nicolasito es un joven señalado. El poder chavista tiene este tipo de particularidades. Todos entran a mandar. Todos entran a controlar. Hugo Chávez impuso el nepotismo con el papá, la mamá, los hermanos, y el resto de la parentela. Entonces todos hicieron lo mismo. Y las familias, muchas familias, entraron en los negocios. La juventud no era un obstáculo. Los que dejaban fuera –por alguna rencilla familiar- no se sentían fuera, y usaban el apellido para abrirse paso y entrar en las operaciones. Pasó, por ejemplo, con los sobrinos de Cilia Flores, los que fueron condenados en los Estados Unidos.

Es Cristopher Figuera quien también señala que unos amigos de Nicolasito estuvieron presos 8 meses en el Dgcim por hablar mal de Nicolasito. Esto ocurrió en los tiempos en que todavía el general no era jefe del Sebin, no había sido designado por Maduro en el Sebin, y trabajaba en el Dgcim.

Las informaciones sobre las operaciones con el oro, tanto en las minas como en el BCV, las conoce la Inteligencia cubana. Pero nada hace Maduro. Y la conoce el Sebin, donde reina el general Gustavo González López. Pero nada hace. Y la conoce el general Iván Hernández Dala, que reina en el Dgcim. Y nada hace. Es que Maduro, según ha dicho Cristopher Figuera, siempre alerta: El que se mete con mi familia se seca. Es un alerta, es una advertencia y es una amenaza. Con lo cual, Nicolasito está blindado. Y aun así no brilla.

Con información de Konzapata

Alberto News

Loading...
Advertisement