Connect with us

Nacionales

Madres de las víctimas de tragedia del Club Los Cotorros exigen justicia

Se cumple un año de la muerte de 21 personas en el Club Social El Paraíso, conocido como Los Cotorros. Las madres de las víctimas piden al Ministerio Público celeridad en los procesos judiciales, a fin de fijar de forma definitiva las responsabilidades penales de J. D. R. S. y A. E. U. V., 2 de los 4 menores de edad involucrados.

Rosibel Cristina González / El Nacional

La información fue suministrada por Yelitza Morales, Edilia Rosario, Miuly González y Austria Suárez, madres de Adrián Alejandro Blanco Morales, Félix Eduardo Contreras Rosario, Jhoany Amaro y Giannina Gómez. Indicaron que temen por la aplicación del artículo 581 de la Ley Orgánica de Protección al niño, niña y adolescente, el cual contempla que transcurridos 3 meses luego de iniciar el juicio y si no son presentados elementos de convicción para la acusación la legislación otorga una medida sustitutiva: casa por cárcel, régimen de presentación y trabajo social.

“Ese mecanismo ha sido solicitado por la defensa de J. D. R. S. y A. E. U. V.”, señalaron.

Lee también: El Cooperante: Los seis sucesos que marcaron el 2018 en Venezuela

Los menores de edad permanecen recluidos en el retén Cochecito, de la parroquia Coche, junto a Wiston Alexis Sánchez Herrera (actualmente de 18 años de edad) y A. D. M. B. (ahora de 17 años de edad).

Según las madres de las víctimas, los dos últimos asumieron los hechos y deberían ser trasladados al retén de menores Ciudad Caracas en El Cementerio, “pero no hay cupo, las madres no han podido comprar el kit de colchonetas, uniformes y otras cosas que les exigen para recibirlos”.

En Ciudad Caracas, Sánchez y A. D. M. B. deberán cumplir 6 años y 8 meses privados de libertad que se traducen en: 5 años presos, 1 año bajo el régimen de presentación y 8 meses de trabajo social. Fue el miércoles 5 de junio de este año, cuando el tribunal sentenció, explicaron.

Señalaron además que el Ministerio Público se ha enfocado solo en testigos referenciales: “Falta abordar a los testigos presenciales (sobrevivientes) y a los especialistas (policía científica)”.

Wilmer Acosta Martínez se encuentra prófugo y figura como el responsable de buscar al personal de seguridad, que estaría en el interior y en la puerta de entrada al local. “Hay pruebas físicas que demuestran que firmó un contrato con varias personas para custodiar el recinto y no lo hizo. Esa noche solo estaba Jean Manolo Celestín, de 41 años de edad, pero no le correspondía la vigilancia, porque era personal directo del club”, afirmaron.

Acosta era parte del equipo de organizadores de la fiesta, a la que promocionaron durante un mes con el nombre de The Legacy: la fiesta semáforo, en la que una riña que comenzó en la pista y continuó hasta el baño del local motivó que un menor de edad lanzara una bomba lacrimógena y en medio de la conmoción otro menor de edad, con un arma de fuego falsa, amenazó al resto de las personas y cerró la puerta para evitar salieran del local.

Por este hecho figuran otros 2 detenidos: María de los Ángeles Arcia Arcia, de 19 años de edad, recluida actualmente en los calabozos de la subdelegación Oeste del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, a la espera de su traslado al Instituto Nacional de Orientación Femenina, en Los Teques, estado Miranda, y Gilberto Petit Quintero, responsable de llevar el  artefacto explosivo, que cumple condena en Rodeo I.

Otro de los involucrados es Jesús Nava , ahora con 18 años de edad, “persona que aparece en los flayers de promoción de la fiesta. La Fiscalía dice que no hay elementos de convicción para culparlo”, explicaron las madres de las víctimas.

En la fiesta del pasado 16 de junio murieron 11 adolescentes, entre 14 y 17 años de edad, 9 jóvenes entre 18 y 23 años y un adulto de 46 años de edad.

Alberto News

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Hecho en la República Bolivariana de Venezuela.
Registrado en el Servicio Autónomo de Registros y Notarías

Copyright © 2019 AlbertoNews.com todos los derechos reservados