Connect with us

Nacionales

Peligrosa banda «La línea», atemoriza a ciudadanos en la frontera colombo-venezolana

La frontera con Venezuela, por Norte de Santander, se ha convertido en el último mes en el escenario de sangrientas confrontaciones entre colectivos chavistas y miembros de una banda delincuencial, conocida como Línea, que se disputan el control de las rentas ilegales derivadas del contrabando y del paso irregular de migrantes, reseñó El Tiempo.

En lo corrido de este año, las autoridades colombianas han atendido cinco acciones armadas sobre los 400 kilómetros de línea divisoria, que separan al área metropolitana de Cúcuta con las poblaciones venezolanas de San Antonio y Ureña. El saldo de estas arremetidas, que incluso han desencadenado en balaceras en inmediaciones a los puentes internacionales, son de seis muertos y cerca de cinco heridos.

Leer también: Guaidó denunció que el ELN atacó dos puestos colombianos desde suelo venezolano

Según fuentes de inteligencia de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), quienes protagonizan esta escalada de violencia pertenecen a un grupo residual del clan del Golfo, llamado la Línea, que surgió entre 2013 y 2014, con una fuerte injerencia criminal en seis barrios de las comunas 3 y 4 de la capital nortesatandereana, y en algunos sectores de Ureña.

Alias “Causa” sería el responsable de ordenar la masacre en Torcoroma. Foto: Cortesía

Su jefe es alias Cepillo y fue capturado en abril de 2017. A partir de ese año, el Gaula de la Policía ha encaminado operativos en contra de las redes criminales de esta organización, logrando la captura de más de 20 de sus integrantes, quienes se encuentran vinculados a procesos judiciales por los delitos de desaparición forzada, homicidio, secuestro y desplazamiento.

Leer también: RunRunes: Conozca a los seis militares y un magistrado, que sonaron en el inicio de “Operación Libertad”

“Esta banda sí ha sido golpeada en sus estructuras. Pero sigue habiendo muchas dificultades. En primera medida, los cabecillas de esta banda siguen controlando el tema financiero y operativo desde la cárcel y esto no ha sido solucionado por la autoridad. Los que no pueden hacer esto desde la prisión, lo han encargado a subalternos y familiares de ellos, que siguen ahí. Y otro punto, el más grave, es que siguen reclutando a migrantes venezolanos”, explicó Wilfredo Cañizares, director de la Fundación Progresar.

Con información de La Patilla

Alberto News

Advertisement
Advertisement

Tendencias