Connect with us

Internacionales

Vivir con VIH: otro desafío del fenómeno migratorio en América Latina

Venezolanos que padecen sida obligados a emigrar en busca de antirretrovirales o centroamericanos que huyen de sus países sin saber que son portadores, el VIH es otro desafío del fenómeno migratorio latinoamericano y uno de los temas abordados en una conferencia mundial en México.

Este domingo comienza en la capital mexicana la X Conferencia Internacional Científica de la Sociedad Internacional de sida (IAS) en la que unos 6.000 participantes, entre científicos, médicos, activistas y autoridades discutirán los tratamientos más recientes y la problemática social y de derechos humanos que conlleva este padecimiento.

Lee también: Pdte. Guaidó desde Margarita: Les pido no abandonar la calle, lo vamos a lograr, vale la pena luchar por Venezuela

“Esta conferencia va a aprovechar para dar visibilidad al problema de la migración (de pacientes con VIH/sida). En la región latinoamericana no se han dado soluciones o perspectivas de programas enfocados para atenderlo”, dice Brenda Crabtree, médica mexicana especialista en sida y que copreside la conferencia.

Crabtree y Anton Pozniak, presidente de la conferencia y de la Sociedad Internacional VIH/sida (IAS), encabezaron un recorrido para medios en la Clínica Condesa, especializada en el tratamiento contra sida.

Claudia Lorenzo, quien vive con el VIH, posa para una fotografía en el hospital público de la Clínica Condesa en la Ciudad de México, el 18 de julio de 2019. – La Clínica Condesa atiende pacientes con VIH y ofrece tratamientos hormonales para transexuales. (Foto de Omar TORRES / AFP)

 

La moderna clínica, inaugurada en 2015, destaca en Iztapalapa, uno de los sectores más pobres y peligrosos de la capital mexicana. Los pacientes llegan y rápidamente son atendidos en las relucientes instalaciones, mientras otros se reúnen en la bibilioteca para una terapia de apoyo grupal.

Junto con otra sucursal localizada en un céntrico sector, estas clínicas de la alcaldía capitalina son las más avanzadas y las únicas en todo México que atienden a migrantes con VIH/sida sin importar su situación legal.

El sistema público de salud mexicano ofrece acceso universal a antirretrovirales.

– Crisis venezolana –

“Esta Clínica Condesa se ha preocupado por ser clínica santuario” para los migrantes, añade Crabtree al subrayar que Venezuela, sumida en una crisis política y humanitaria, representa una situación crítica en América Latina.

“En Venezuela cerca de 120.000 personas viven con VIH/sida, que usaban antirretrovirales. Prácticamente 80.000 se han quedado sin tratamiento y esto se ha visto reflejado en que muchas personas mueren y otros emigran para buscar tratamiento”, explica.

Aunque México alberga a una reducida proporción de los más de cuatro millones de venezolanos que según la ONU han emigrado desde 2015, el grueso de los pacientes extranjeros son venezolanos.

Según estadísticas a junio de 2018, se han atendido a “941 pacientes reportados como extranjeros. Principalmente son ciudadanos de Venezuela (26,3%), de Colombia (16,4%) y de Centroamérica (13,65%)” explica Florentino Badial, director de las Condesa.

Luis Manuel Arellano, coordinador comunitario de las clínicas, explica a la AFP que existen diferencias entre los migrantes: los venezolanos dejan su país por la falta de medicamentos, muchos colombianos simplemente desean vivir en México.

Lee también: Pdte. Guaidó desde Porlamar: Les pido nos acompañen este 23 de julio en la gran sesión de calle, no nos podemos rendir

La coincidencia entre venezolanos y colombianos, añade, es que “en su mayoría son de clase media y llegaron con pasaporte”, muchos ya fueron diagnosticados y acuden para continuar su tratamiento.

El mexicano Victor Martínez, quien vive con el VIH, posa para una fotografía en el hospital público de la Clínica Condesa en la Ciudad de México, el 18 de julio de 2019. – La Clínica Condesa atiende a pacientes con VIH y ofrece tratamientos hormonales para transexuales. (Foto de Omar TORRES / AFP)

 

– Centroamericanos, los más vulnerables –

En contraste, la regla entre los centroamericanos es que ingresaron a México de manera irregular, sin pasaporte, algunos incluso sin documento de identidad, y se mueven clandestinamente.

“Están más desprotegidos. Varios factores se suman: pérdida de documentos, menor educación, menor preparación para trabajar y miedo. Llegan con temor, de alguna manera pelean menos por su integridad”, explica.

Lee también: El régimen de Maduro viola los DDHH de los niños hasta antes de nacer

Las clínicas Condesa crearon en 2017 el programa Santuario para migrantes. “Los atendemos como a cualquier mexicana o mexicano”, asegura Badial.

Desde octubre, México ha sido paso de una oleada de centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos escapando de la violencia y la pobreza en sus países.

Una caravana de miles de migrantes estuvo en Ciudad de México en noviembre y personal de Condesa identificó, en pruebas gratuitas y voluntarias, a seis portadores de VIH/sida que desconocían tener el virus, asegura Arellano.

Hay una afluencia continua de centroamericanos con VIH/sida a las Condesa, canalizados por ONG’s autoridades migratorias e incluso quienes están en el centro de detención migratoria de la capital pueden recibir tratamiento.

“El programa Santuario sigue los principios de la constitución mexicana: a los migrantes no se les desampara, se les atiende en su salud”, resume Arellano.

Entre los pacientes también hay un creciente número de caribeños, de Haití y Cuba principalmente.

Carlos Gámez, cubano de 32 años que estudia una maestría en arte en Ciudad de México, fue diagnosticado con VIH/sida hace dos años, justo antes de dejar su país, por lo que estuvo a punto de renunciar al viaje.

 

El migrante cubano Carlos Gamez, que vive con el VIH, posa para una fotografía en el hospital público de la Clínica Condesa en la Ciudad de México, el 18 de julio de 2019. – La Clínica Condesa atiende a pacientes con VIH y ofrece tratamientos hormonales para transexuales. (Foto de Omar TORRES / AFP)

Lee también: Elliott Abrams: Rusia ha sido crucial para que Maduro aguante las sanciones de EEUU

“No sabía que había en México, si tenía que pagar (por el tratamiento) no era opción. Por un amigo supe de estas clínicas y eso me decidió a venir. Justamente como soy migrante, cuando llegué no tenía documentos de residencia y entré al programa Santuario”, explica. AFP

 

Cassandra Guazo, una transexual y activista mexicana para la prevención y detección del VIH, posa para una fotografía en la Clínica Condesa en la Ciudad de México el 18 de julio de 2019. – La Clínica Condesa atiende pacientes con VIH y ofrece tratamientos hormonales para transexuales. (Foto de Omar TORRES / AFP)

Con información de La Patilla

Alberto News

Loading...
Advertisement