Connect with us

Nacionales

Diputado Valero dice que mecanismo para relanzar diálogos «nació muerto»

El diputado opositor Carlos Valero dijo este miércoles 13 de febrero, que el denominado Mecanismo de Montevideo, una iniciativa creada por los Gobiernos de México y Uruguay para relanzar los diálogos políticos en Venezuela, «nació muerto» y el antichavismo debe «descartarlo de plano» porque «no sirve».

«El mecanismo este famoso que están proponiendo México y Uruguay nació muerto, ese mecanismo no va para ningún lado, no sirve», dijo Valero a periodistas a las puertas del Palacio Federal Legislativo antes de la sesión parlamentaria de hoy.

El legislador dijo además que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, «está recién llegado» al poder «y pareciera que tiene la impresión» de que el chavismo y la oposición han establecido antes rondas «fallidas» de negociaciones.

«Él pareciera que tiene la impresión de que en Venezuela no ha habido una historia de diálogos fallidos, de negociaciones fallidas, pareciera que él quiere que lleguemos de cero y eso es absolutamente imposible», señaló.

El Mecanismo de Montevideo fue propuesto hace una semana para destrabar la crisis política en Venezuelay consta de 4 etapas: diálogo inmediato, negociación, compromisos e implementación.

Ya obtuvo el respaldo del presidente Nicolás Maduro, la Comunidad del Caribe (Caricom) y el Gobierno de Bolivia, en tanto que la oposición ha señalado que no se prestará para un «diálogo falso».

El chavismo y la oposición dialogaron por última vez entre finales de 2017 e inicios de 2018, pero las negociaciones terminaron de forma abrupta y sin resultados cuando ambas partes se acusaron de romper los primeros acuerdos alcanzados y el antichavismo se negó a firmar un documento de compromiso que consideró contrario a sus reclamaciones.

Valero también señaló que los opositores guardan «una expectativa moderada» sobre la actuación del grupo de contacto internacional impulsado por algunos países latinoamericanos y la Unión Europea (UE) que busca crear las condiciones para convocar nuevas elecciones «justas» y «libres» en el país.

«Creemos que ese grupo puede servir para armonizar la presión internacional (sobre el Gobierno de Maduro) con Europa, con los países de la región, con los países asiáticos, con Estados Unidos», agregó.

La oposición venezolana considera que Maduro «usurpa» la Presidencia desde el pasado 10 de enero, cuando juró ante el Supremo un nuevo mandato de 6 años que desconoce buena parte de la comunidad internacional.

El líder chavista se impuso con holgura en los comicios de mayo del año pasado, a los que no se presentó el grueso de la oposición por considerarlos fraudulentos y estar inhabilitados sus principales partidos y dirigentes.

Por ello, los opositores señalan que el nuevo término de Maduro es ilegítimo y que las competencias del Ejecutivo recaen en el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, quien dijo ante miles de simpatizantes el 23 de enero pasado que las asumía.

EFE

Albero News

Advertisement
Advertisement

Tendencias