Connect with us

Nacionales

El Economista: Ortega Díaz desaprueba visita de Maduro a México

Publicado

el

La fiscal general de Venezuela destituida por la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Luisa Ortega Díaz, una de las principales voces de la oposición al presidente Nicolás Maduro en el exterior, estima que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador debería reconsiderar la invitación que formuló al mandatario de su país porque, “ponerse al lado de un tirano es un desprestigio y no va a traer nada positivo”, reseñó el portal web El Economista.

“La sola presencia de un genocida como Nicolás Maduro en un acto de toma de posesión de un demócrata constituye una afrenta a la democracia, a las libertades públicas, al Estado de Derecho”, expresó Ortega, quien libra una denodada lucha contra lo que considera “una dictadura” en su país.

Lee también: Ortega Díaz solicitó a la Procuraduría de México, respuestas sobre el caso de los CLAP

Ortega Díaz, que atendió a El Economista vía telefónica, afirma que, a su juicio, López Obrador “es un demócrata y respetuoso de los derechos humanos”, por lo cual “no querrá retratarse con una persona de la calaña de Nicolás Maduro”, ya que “sería un desprestigio, una mala señal que enviaría a la región, a su propio país, a sus propios compatriotas”.

Personaje nocivo

Maduro “es un violador de derechos humanos, su vinculación delictiva está comprobada por autoridades judiciales mexicanas”, en el caso de las despensas que compraba a precios inflados (2,000 millones de dólares) y que incluía alimentos descompuestos, como lo denunció el 18 de octubre pasado la Procuraduría General de la República (PGR).

La llamada “fiscal rebelde”, acompañada de su esposo, el diputado Germán Ferrer, protagonizó una huida de su país de película a Colombia, adonde partió clandestinamente a bordo de una lancha por la península de Paraguaná, en agosto de 2017, luego de acusar a Maduro de sostener vínculos con la red de sobornos que creó Odebrecht en una decena de países latinoamericanos, entre ellos México. Maduro la calificó “como enemigo público número uno”.

Red de sobreprecios

Sobre el tema de las despensas, llamadas CLAP, entregadas a través de una empresa mexicana al gobierno venezolano, Ortega Díaz sostiene que se trató de una “trama de corrupción” que incluyó a personas venezolanas con empresas mexicanas.

Hace unos días, un representante de la PGR anunció un acuerdo reparatorio sobre el tema; Ortega afirmó que no tiene “claridad exacta sobre el alcance” de este convenio, pero dijo que sí sabe que esos alimentos con sobreprecio y “de mala calidad”, se compraron “con dinero venezolano, a costa del hambre y salud de los venezolanos”.

Lee también: El País: “Lo que el régimen de Maduro pretende es partirte el espíritu”, dice Saleh

En consecuencia, dijo que queda demostrado que la procuraduría mexicana entró en un complot con funcionarios venezolanos.

La fiscal destituida demandó que se informe sobre “quiénes son esos funcionarios venezolanos, por lo cual afirmó que se ha comunicado con la PGR para que le informe.

Recordó que 1,300 contenedores marítimos con aproximadamente 1.8 millones de despensas alimenticias van a ser enviados a Venezuela y dijo que sospecha que “son de mala calidad también”.

Sin respuesta de la CPI

En referencia a la denuncia que presentó en noviembre del 2017, ante la Corte Penal Internacional, contra Maduro y cinco generales de su entorno por crímenes de lesa humanidad, Luisa Ortega lamentó que no haya tenido hasta ahora una respuesta, sino sólo la apertura de “un examen preliminar”.

En cuanto al tema de la división que existe ente la oposición, Ortega dijo: “Estamos trabajando para que los líderes políticos unifiquen esfuerzos y trabajen unidos” para “enfrentar al régimen” y “rescatar la democracia, las libertades plenas y el Estado de Derecho”.

Lee también: Abogado de Requesens: Hasta hoy el equipo de su defensa no ha tenido acceso a él sino una vez

En los próximos días, señaló, se propone una serie de acciones, una de las cuales tiene que ver con un tema de drogas “que compromete la responsabilidad de altos funcionarios venezolanos”, a quienes califica como “un grupo delincuencial”.

Ortega no titubea al referir que el “problema de migración representa un peligro para la seguridad y la integridad de la región” latinoamericana. “Los venezolanos no huyen porque quieren. Huyen de la muerte, porque quedarse en Venezuela representa eso”, sentenció.

Con información de El Economista

Alberto News

Advertisement
Advertisement

Tendencias