Connect with us

Nacionales

El País: “Lo que el régimen de Maduro pretende es partirte el espíritu”, dice Saleh

Publicado

el

La tortura que sufrió Lorent Saleh en una de las siete celdas de La Tumba, como se conoce al sótano ubicado cinco pisos bajo tierra de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Caracas, lo llevó al borde de la desesperación, reseñó el portal web El País.

Lo abandonó en octubre de 2016 para ser trasladado al Helicoide, otra de las prisiones donde el Estado recluye a los disidentes. Finalmente, fue liberado por decisión del Gobierno de Nicolás Maduro el pasado 12 de octubre. Obligado a abandonar Venezuela, Saleh, que fue uno de los galardonados con el Premio Sájarov en 2017, se ha refugiado en España, donde denuncia las torturas que sufrió, habla del régimen y se afana en desprenderse de la imagen de joven militarista con la que algunos le asociaban antes de ser detenido y encarcelado.

Lee también: Saleh exhortó el presidente Pedro Sánchez apoyar a Venezuela para salir de Maduro

“Lo que el régimen pretende es doblegarte, partirte el espíritu”, rememora con gesto serio y tono pausado el opositor, nacido hace 30 años en San Cristóbal, ciudad cercana a la frontera colombiana. Enumera algunos de los métodos con los que funcionarios que le custodiaban buscaban este propósito: malos tratos, aislamiento total, luz blanca continuada en la cara después de que lo sentaran esposado en una silla. “Allí aprendí lo sofisticadas que pueden ser las técnicas de tortura”, asegura en una conversación el pasado lunes en Madrid.

Saleh, destacado líder estudiantil, participó en protestas contra el régimen en 2010 por las que fue imputado por diversos delitos y se le ordenó presentarse regularmente ante un juzgado. Sin embargo, se trasladó a Colombia, donde fue detenido por las autoridades y devuelto a Venezuela. Días después, en septiembre de 2014, le encerraron en La Tumba.

Colombia defendió que Saleh fue expulsado por realizar proselitismo político cuando tenía un visado de turista, algo prohibido por la legislación nacional. Pero el suceso generó una catarata de reacciones, incluida la del expresidente y senador colombiano Álvaro Uribe, que denunció que el opositor había sido entregado sin garantías “a la dictadura”.

Lee también: Saleh en CNN: No puede haber un diálogo con un régimen que libera a un preso político y luego encierran a 10 más

“Aquello no fue legal: ni fue una deportación, ni una extradición ni una expulsión”, argumenta Saleh, que defiende que fue entregado por el entonces presidente Juan Manuel Santos a Maduro por petición de este último. Ese episodio se produjo en medio de las negociaciones de Colombia con la guerrilla de las FARC, en las que Venezuela actuó, junto con Chile, como país “acompañante”.

Saleh fue acusado de conspiración a la rebelión, pero nunca hubo juicio. Él rechaza los cargos. Cuenta que la meditación y la lectura fueron sus aliados durante la reclusión. Católico practicante, dudó de su fe, pero ahora afirma que la prisión acabó por reforzarla. “El régimen te hace dudar, y pensar ¿qué tan malo soy?”.

El opositor afirma que intentó quitarse la vida cuatro veces. “Tenía que presionarlos, qué otra cosa iba a hacer. Por entonces ya había subido el coste político de tenerme en prisión: no lo suficiente como para liberarme, pero sí como para no dejarme morir”, afirma en referencia a la creciente presión y aislamiento internacional sobre Venezuela. “La Tumba es la expresión de la violencia y el terror del Estado venezolano”, sostiene.

Para leer el artículo completo visita El País

Alberto News

Advertisement
Advertisement

Tendencias