Connect with us

Nacionales

Entrevista a Leocenis García: “Esto no es como ver películas de The Avengers en Netflix”

Leocenis García, ha estado preso siete  veces, con seis huelgas de hambre y una de ellas lo llevó al filo de la muerte. Rebajó treinta y ocho kilos en ochenta y ocho días de huelga y estaba decidido a llegar hasta el final. En la actualidad, García dirige el Movimiento de centro-derecha  ProCiudadanos, y ha escrito dos libros: Rebelde con Causa y la Rebelión de los Tejones.

García luce extremadamente preocupado, y dice que confía en que Maduro salga del poder, recibe al equipo de AlbertoNews, y responde varias preguntas sobre la crisis en Venezuela.

¿Cómo viven ahora la crisis eléctrica, y qué crees que pasará?

Fíjate, lo que voy a decir me pone en cierto riesgo, porque fueron ellos los que ordenaron la no legalización de ProCiudadanos, pero  sin embargo, te lo diré: Jorge Rodríguez y Delcy Rodríguez, deben ser los dos civiles más odiados por los militares.

Esto, debido a la cantidad de disparates que han hecho cometer al gobierno. Escuchar de Rodríguez ese cuento de que Marco Rubio saboteo el sistema eléctrico es una cosa vergonzosa.

¿Cómo es posible que públicamente se haya declarado que van a enfrentar a Estados Unidos con la FANB, y acto seguido digan que un senador de la Florida que ni siquiera es ingeniero sino abogado , saboteó no una planta eléctrica sino El Guri?.  Es realmente penoso. Esto no es un apagón abordable.  Es la consecuencia de un acelerado colapso del sistema nacional, que llegó a Caracas, ya transcurridos 20 años de falta de genuina inversión y destruida su infraestructura.

En Caracas había luz porque había apagones en el interior. Maduro no puede hacerle frente a esta crisis, él debe marcharse. Esta es la consecuencia  del desmejoramiento de la clase trabajadora, de la persecución y maltrato, y del desconocimiento del  funcionamiento del sistema eléctrico.

Además de que la industria depende, como todo el sector industrial, de divisas e importaciones. Esa es la verdad.

¿Leocenis García reconoce a Juan Guaidó como Presidente interino?

– Nosotros fuimos el único movimiento que defendió que Voluntad Popular presidiera la Asamblea Nacional. Aquí había un acuerdo de Timoteo Zambrano, un ala de Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Henri Falcón para desconocer eso. En ese momento, ordené hacer un documento público – puedes buscarlo- denunciando eso, e incluso tuve líos internos porque había diputados como José Sánchez “Mazuco” que estaban asustados y decían que eso era jugar adelantado.  Armamos un lío, hay mensajes míos en Twitter amenazando con protestas sino se cumplía el acuerdo. Y bueno el resto de la historia ya lo conoces.

En cuanto si Guaidó es Presidente interino, mi respuesta es esta:

Alguien debería preguntarse por qué la Asamblea Nacional no juramentó al Presidente de la AN como presidente encargado de la República y por qué éste debió juramentarse como tal en una plaza. La respuesta es sencilla: Porque sus jefes no querían. Argumentaban que  los supuestos constitucionales  no se cumplían. Guaidó debió hacerlo en solitario. ¿Qué es valiente? Sí.  ¿Qué es constitucionalmente presidente? Ya a estas alturas donde nadie respeta esa Constitución de 1999, es un chiste discutir eso.

Supongo que si Maduro no la respeta ni el chavismo, ¿por qué ha de hacerlo la Asamblea Nacional? No sé. Quizás esta repuesta no es suficientemente clara, pero es lo que se me ocurre. Lo único real es que una vez que se juramentó Guaidó y habiendo sorprendido a todos;  Un Nuevo Tiempo  ordenó justificar que Guaidó no debía juramentarse ante la plenaria de la Asamblea Nacional. No necesito explicar nada más.

¿Y hoy como ves el asunto, el fenómeno Guaidó?  Tiene una gran simpatía y el respaldo de la comunidad internacional.

-Creo que Guaidó debe entender cómo funcionan las cosas con la diplomacia de Estados Unidos. Ahí no hay romanticismo sino pragmatismo. Él decidió jugar con ellos, entonces no puede jugar solo.  Guaidó no tenía claro que hacer el 23 de enero y solo horas antes le dijo a Washington que se juramentaría. Luego cruza la frontera también sin consultarlo con Washington.  Y esas cosas hacen que los americanos, se vuelvan cautelosos.

Fíjate aquí una de las cosas que más ha retrasado el cambio es el miedo a defender una Ley de Olvido y Perdón, que le dé garantías al chavismo. Yo presenté junto con ProCiudadanos una ley que copiaba el texto de 1977 de España que acabó con la dictadura franquista y eso lo engavetaron, y la Asamblea Nacional empezó a ofrecer una Ley de amnistía que le decía a los militares que si se insubordinaban a Maduro, ellos le perdonaban. El chiste se explica solo.

Esa ley era nada atractiva para los militares. Pero te digo más, el día que hubo un alzamiento de militares en Cotiza ni un solo diputado se apareció ahí, a excepción de quien te habla. Cosa que me cobro el régimen a la semana encarcelándome nuevamente durante nueve días. Los militares odian al socialismo pero no confían en esa gente que tienen al frente  y esto tiene trancado el juego.

¿Y qué haría falta para desatrancar el juego militar?

Aquí no hay militares dispuestos a entregar el poder sin garantías. Y cada vez más creen menos en las oferta de Estados Unidos. Aquí había un equipo inteligente capitaneado por el Encargado de Negocios de Estados Unidos en Venezuela, Jimmy Story. Que lanzaba puentes con el chavismo y estaba buscando un punto para lograr identificar  gente en el chavismo que ayudara a construir la transición, lamentablemente, esta gente fue sacada del juego por los radicales.

¿Y ahora qué pasa?, que no hay militares; y sin éstos no habrá cambio. La embajada de Estados Unidos puso un mes antes de los acontecimientos a un tipo sin ninguna compresión real del tema venezolano  en el cargo de jefe de la Sección Política de la embajada en Caracas, el señor Rafael Foley, en sustitución de Willard Smith (que llevaba años en Venezuela con una compresión de los matices de la política venezolana y la dictadura de Maduro) y éste puso sus esperanzas en una salida de presiones sin negociaciones apoyando a los partidos tradicionales.

¿Dónde estamos hoy? Pues bien le han devuelto al chavismo toda la retórica del imperio, el bloqueo, y todas sus consignas sobre contra el imperialismo. Hoy la jefatura de la oposición está en Washington y la Asamblea Nacional es una suerte de secretaria.

¿Pero por qué concretamente la Ley de Amnistía no es atractiva?

Porque esa Ley de Amnistía, dice que no perdona delitos de violación de derechos humanos, y deja abierta la posibilidad de enjuiciamientos porque está sometida a la Constitución de 1999. Y por ello nosotros proponemos una Ley de Justicia Transicional o de Olvido y Perdón, porque una ley de justicia transicional como la de Chile post-Pinochet o la que impulso en 1977 Adolfo Suarez en España, sacrifica la justicia ordinaria en beneficio de la transición.

Por ejemplo la ley de Chile le permitió a Pinochet seguir en el ejército y ayudar a construir la transición y la de España le permitió al teniente General Manuel Gutiérrez Mellado a ser el vicepresidente de Adolfo Suarez, pero Gutiérrez Mellado venía de ser el Padrino López de Franco. El juego de poder no es como ver películas de Avenger en Netflix , es algo serio.

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Hecho en la República Bolivariana de Venezuela.
Registrado en el Servicio Autónomo de Registros y Notarías

Copyright © 2019 AlbertoNews.com todos los derechos reservados