Connect with us

Nacionales

María Corina Machado: Esta sociedad no acepta la vía electoral para salir de Maduro

María Corina Machado, líder del movimiento Vente Venezuela, no cree posible que la sociedad venezolana acepte un acuerdo para realizar elecciones adelantadas de presidente con Nicolás Maduro en el poder, y, en su lugar, pide retomar la ruta trazada tras el referéndum del 16 de julio de 2017. Así publica Noticiero Digital.

especial Enrique Meléndez

“¿Creen que es posible que podamos provocar el desalojo de esta fuerza de ocupación mientras el régimen permanezca en el poder, por la vía electoral o de falsos diálogos? Yo creo que esa reflexión y esa convicción es una enorme fuerza que une a los venezolanos y que nos llama a levantar nuestras voces. Esa ruta del 16-J es clara. Sí, tiene enormes riesgos y demandas para todos”, dijo desde la sede de El Nacional, a propósito de la conmemoración de los dos años de la consulta popular.

Partió del reconocimiento de que “el mandato” del 16-J sigue vigente. “Y lo sigue siendo estando nosotros aquí. Muchos de ustedes se preguntaban el por qué no había habido ese mandato del 16-J el pasado 23 de enero; pero aquí estamos de pie; la Venezuela que se resiste a claudicar; con una conciencia sobre la naturaleza de lo que aquí estamos viviendo; que también se deriva de de esa fecha única de hace 720 días”.

Reiteró que la consulta fue un éxito, y que eso se medía por muchas cosas, “empezando porque el 16-J se fue conformando como una organización ciudadana que demostraba todo el camino recorrido por nuestra sociedad, y que, simultáneamente, en todos los rincones del país y en 640 ciudades alrededor del mundo y con ese nivel de entusiasmo y participación, fue espectacular; que no nos olvidaremos nosotros lo que hicimos ese día; que nos marcará para siempre”.

-En segundo lugar, quizás lo que más me movió y sigue generando una enorme emoción hoy fue la toma de conciencia de la caracterización de lo que enfrentamos. Allí cada ciudadano le dijimos al mundo de qué orden es esta tiranía. Por lo tanto, qué es lo que hay que hacer para sacarla.

Según Machado, si todos hubiésemos estado lo suficientemente claros no nos habríamos desviado de esa ruta del 16-J; y sabríamos que estamos enfrentando no una dictadura sino un conglomerado criminal de fuerzas antioccidentales del terrorismo; del narcotráfico; que han ocupado nuestro territorio, instituciones y recursos; para que, desde aquí avanzar en un proyecto de dominación continental.

-Eso estaba claramente asumido por la sociedad venezolana cuando cada ciudadano ese día emitió un mandato, y obviamente lo que ha sido recurrente en los planteamientos de todos los que estamos aquí es una palabra que fue en esencia el 16-J: coraje.
ImagenAl abordar el tema de la unidad opositora se preguntó que, si acaso Venezuela ha estado más unida que nunca, y respondió que lo fue ese 16-J; que fue lo que conmovió al mundo y, sin duda alguna, aterró al régimen. “Ver la magnitud de la cohesión de un solo camino, y eso, sin duda, yo creo que es el éxito ciudadano más grande que ha habido en nuestra historia”.

A continuación relató unas experiencias que tuvo a raíz de esa fecha; una de ellas relativa a dos señoras que la esperan a la salida de un foro en el núcleo de la Universidad Central de Venezuela en Maracay, y le cuentan que ellas han sido trabajadoras del Seniat; pero que, a consecuencia de haber participado en la jornada electoral del 16-J, han perdido su cargo, y lo que llevó a decir a Machado que ese era el drama que oía por todas partes en Venezuela.

-Pero mayor fue mi dolor cuando hacia finales de octubre, recorriendo Mérida; una noche en Mucuchíes, a propósito de un encuentro de ciudadanos, se me acerca una mujer que andaba con dos de sus hijos, y se me presenta como Isabel Quintero. Me dijo: yo soy la esposa de Eduardo Olave; asesinado el 30 de julio en Mérida; porque se negaba a avalar, como tantos otros ciudadanos, la imposición de una Constituyente espuria.

Ese día, continuó diciendo, tuvo que escuchar el testimonio del hijo mayor de esta señora; quien vio morir a su papá, y que le manifestaba como se sentía traicionado por la sociedad venezolana que los había abandonado; por lo que tuvo que asumir un compromiso con el muchacho; que la muerte de su padre, así como la de miles de ciudadanos jamás pasará en vano.

-Por eso estamos aquí hoy; por Eduardo, por su familia, por los venezolanos que han enfrentado esta tiranía como se lo merece. Porque somos una nación que se fundó para ser libre, y que hoy no solamente nuestro destino; el de millones de venezolanos depende de lo que hagamos o dejemos de hacer en estas horas; sino también el destino de toda la región.

Vía electoral

Machado expresó que lo que pase en América Latina hoy se está decidiendo en suelo venezolano, y que por eso cuando dicen que es posible revertir ese compromiso de enero de este año de provocar la ruptura y la salida de este régimen; para ir a un proceso de transición complejo, delicado con un proceso electoral, a su entender, eso puede desvirtuarse o desconocerse.

Preguntó: “¿ustedes creen que es posible para esta sociedad que ha vivido y ha soportado, y que ha mandado lo que mandó el 16-J, asumir que con esta tiranía, que controla, que tiene el monopolio del poder; no solamente físico; sino también judicial y comunicacional, se vaya a un proceso electoral cualquiera?”

-¿Creen que es posible que podamos provocar el desalojo de esta fuerza de ocupación mientras el régimen permanezca en el poder, por la vía electoral o de falsos diálogos? Yo creo que esa reflexión y esa convicción es una enorme fuerza que une a los venezolanos y que nos llama a levantar nuestras voces. Esa ruta del 16-J es clara. Sí, tiene enormes riesgos y demandas para todos.

A su juicio, aquellos elementos que la distorsionan; que descomprimen las fuerzas crecientes, tenemos que descartarlos y que por eso hoy más que nunca cada uno de estos venezolanos deben seguir demostrando su capacidad de organización, su pasión, su energía, su conocimiento, su talento; como se vio en las calles de Venezuela y en las ciudades más remotas del mundo ese 16-J.

Reunión del Foro de Sao Paulo

-En menos de diez días se reúne aquí en Caracas en su 25º Encuentro Internacional el Foro de Sao Paulo. ¿Qué lo anima? Precisamente, el espíritu contrario a lo que representa el 16-J. Se trata de un proyecto de dominación; corrupto hasta los tuétanos; con vínculos con organizaciones del crimen mundiales, y que explotaron los recursos de Venezuela; para llegar a controlar en los años 2008 – 2009, simultáneamente, 14 jefes de Estado del hemisferio.

A su modo de ver, era un proyecto que tenía redes de vinculación ideológica; pero también criminales; que las luchas democráticas lograron reducir algunos de sus espacios; pero hoy se reagrupan y van a la ofensiva; porque están muy claros que perder Venezuela implicaría la derrota de la Revolución Cubana para siempre en este hemisferio, y, en ese sentido, le pidió a la audiencia que saliera de inmediato a la calle conscientes, de lo que estas horas representan.

Soy Venezuela y la creación de una República democrática liberal

-De lo que hemos logrado con el reconocimiento mundial de todas las democracias de Occidente; de lo que está en juego en Venezuela y la convicción, de que esas democracias no van a permitir; que en el corazón del hemisferio occidental se mantenga un régimen criminal con vocación expansionista; es claramente un Estado forajido y que quiere valerse de Venezuela como un santuario para expandir sus dinámicas del crimen y la corrupción.

Se refirió al hecho de que uno de los jefes de las FARC solicitaba autorización para venir a Caracas; y de allí la trascendencia y la importancia de encontrarse todos en ese recinto, y a continuación citó los nombres de algunas de las personas presentes en el acto, y que en los días posteriores al 16-J conformaron, junto con ella, una plataforma ciudadana, para restituir la República, y que se conoció como Soy Venezuela.

-Yo quiero concluir diciendo que hay momentos en la historia en que confluyen seres humanos extraordinarios, a propósito de su capacidad de construir y asumir proyectos, realmente, épicos. Yo estoy segura que la historia, la fortuna y Dios puso a estos venezolanos aquí: nunca en nuestra historia hemos enfrentado un desafío mayor. Yo estoy segura que los venezolanos, que hemos aprendido, padecido y sufrido en estos años de lucha estamos preparados para hacer lo que nos corresponde.

Añadió que no se trataba solamente de desalojar la tiranía, y que ya sabemos cuál es la ruta, y que la ruta de la fuerza, fundamentalmente, se refiere a la fuerza espiritual y a la fuerza moral: enfrentar las cosas por su nombre; hablar con la verdad, y asegurarnos que el desconocimiento del régimen lo practicamos cotidianamente, y que logramos sobre la base de la confianza alinear y comprometer aquellas fuerzas relevantes del mundo que saben lo que hay que hacer.

-Yo estoy convencida de que estamos aquí, como millones de venezolanos, porque sabemos que a estas horas lo que hagamos o dejemos de hacer dependerá el futuro nuestro, definitivamente, Venezuela está lista para entender ese desafío, y estoy convencida que una vez que llevemos adelante el desalojo de la tiranía y de sus mafias, y llevemos a cabo un proyecto de transición amplio en la representatividad; pero tremendamente firme en su solidez ética; lograremos construir una nación próspera; una nación abierta, luminosa, que emprenderá la construcción de una República liberal democrática.

Loading...
Advertisement