Connect with us

Nacionales

Crecen los problemas de abastecimiento en Venezuela ante intermitencia del gran apagón

Los problemas de abastecimiento en Venezuela se agudizaron el lunes ante la intermitencia del servicio eléctrico, con muchas personas luchando por conseguir productos básicos y agua, cuatro días después de un apagón que dejó a oscuras casi todo el país.

Debido a lo prolongado del corte, Nicolás Maduro extendió el lunes la suspensión de las clases y la jornada laboral que había establecido el viernes.

La falta de electricidad en buena parte de la capital desde el jueves por la tarde llevó a fallas en el suministro de agua residencial y comercial. En protesta, vecinos del oeste de la ciudad bloquearon el lunes parcialmente la principal autopista y exigieron al gobierno que distribuya camiones cisterna con agua.

Aunque el gobierno culpa de los cortes de electricidad a “sabotajes”, especialistas aseguran que el sistema no recibido mantenimiento ni inversiones desde hace años en medio de una profunda crisis económica.

El gobierno ha dicho que está luchando por restablecer por completo el servicio, pero los incidentes siguen: en la madrugada del lunes, la subestación de energía Humboldt en Caracas estalló y dejó sin suministro a algunas zonas de la ciudad. Las autoridades dijeron que investigaban las causas.

“No es normal que ocurran explosiones de transformadores en las subestaciones de distribución”, dijo Winston Cabas, presidente de una asociación de ingenieros eléctricos, atribuyendo los incidentes a la falta de mantenimiento.

Cabas calculó que el restablecimiento completo del servicio eléctrico podría demorar hasta seis días.

Cientos de personas pagaban en dólares bolsas de hielo o hacían monumentales filas en algunos puntos de Caracas para llenar envases con pequeños chorros de agua que descendían de una montaña, según testigos Reuters.

“Nos están asfixiando a todos (…) el agua es difícil de conseguir”, dijo Francisco Suárez, de 57 años.

Otras regiones, como la población andina de San Cristóbal, cerca a la frontera con Colombia, seguían sin luz el lunes, de acuerdo con un testigo de Reuters.

PLAN DE CONTIGENCIA PETROLERO

En una señal de la gravedad del apagón, el principal terminal petrolero de Venezuela, Jose, no ha reiniciado las exportaciones desde entonces, dijeron fuentes a Reuters.

Un 65 por ciento de la energía que consume ese complejo proviene del sistema eléctrico nacional, según las fuentes.

La terminal, en el extremo nororiental venezolano, está aplicando un plan de contingencia para restablecer la energía, dijo una de las fuentes de la industria petrolera, que genera el 95 por ciento de las divisas que ingresan al país.

Y los mejoradores de crudo de la Faja del Orinoco están operando al mínimo tras la falla, agregaron las fuentes.

El despacho o exportación de crudo “está paralizado”, dijo una de las fuentes. “El Gobierno nacional ha decidido que debe haber un racionamiento de electricidad hasta que restablezca el 100 por ciento de la red nacional, para que el complejo pueda consumir energía del sistema eléctrico nacional”, apuntó .

La gente lleva botellas llenas de agua de un río en Caracas, Venezuela, 11 de marzo de 2019. REUTERS / Manaure Quintero

Ni el Ministerio de Petróleo ni la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) respondieron de inmediato a solicitudes de comentarios.

La Asamblea Nacional, bajo control opositor, llamó a una sesión de emergencia el lunes para debatir el colapso eléctrico “por culpa de la negligencia e irresponsabilidad del régimen de Nicolás Maduro”.

El médico Julio Castro, del grupo no gubernamental Médicos por la Salud, dijo en un mensaje de Twitter el domingo por la noche que 21 personas habían muerto en hospitales públicos del país desde el inicio del apagón.

La falta de electricidad ha agravado la crisis de los hospitales venezolanos, que ya prestan servicios muy menguados por la falta de inversión y de mantenimiento, a lo que se suma la escasez de medicinas.

Los expertos creen que la falla nacional se originó en las líneas de transmisión que transportan energía desde las plantas hidroeléctricas al sur venezolano, pero además el gobierno cuenta con poco personal para enfrentar la emergencia.

Aunque los venezolanos padecen cortes frecuentes, el apagón ha sido el más prolongando en Venezuela en décadas. En 2013 hubo una falla que afectó a Caracas y 17 estados de los 23 del país, que duró seis horas y en 2018 hubo otra de 10 horas en ocho estados, según reportes oficiales de entonces.

El gobierno dice que la hidroeléctrica del Guri, la más grande del país, fue “saboteada” con el objetivo de desestabilizar y llevar al “pueblo a un nivel de desesperación”.

Venezuela está sumida en una crisis política desde que en enero el líder opositor Juan Guaidó se proclamó presidente encargado invocando artículos constitucionales, después de acusar a Maduro de haber ganado su reelección en comicios fraudulentos.

Maduro dice que Guaidó es un “títere” de Estados Unidos, país al que acusa de querer sacarlo del poder para apoderarse de las riquezas petroleras de Venezuela, el país con mayores reservas de crudo del mundo.

Guaidó ha sido reconocido por decenas de países liderados por Washington, que ha impuesto varias tandas de sanciones financieras para cercar al gobierno de Maduro.

El lunes, el gobierno de Donald Trump impuso otras sanciones sobre el banco ruso Evrofinance Mosnarbank por sus operaciones con PDVSA.

Con información de Reuters

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Tendencias