Connect with us

Intenacionales

Cuba y Valdés, protagonistas del colapso eléctrico en Venezuela

En 2009, tras una visita del general cubano Ramiro Valdés a Venezuela, sorprendió el anuncio de Hugo Chávez de que el legendario militar comunista había sido designado para encabezar una comisión de la isla para asesorar a Venezuela en la recuperación de su sistema eléctrico. Esa comisión fue llamada para atender la crisis de energía que enfrentó el país en ese año, cuando la sequía afectó el sistema hidroeléctrico de El Guri. Así publica El Estímulo.

El anuncio generó desconcierto y rechazo entre opositores, analistas y expertos del área.

Como era su costumbre, la respuesta de Hugo Chávez llegó en cadena nacional: ‟la burguesía venezolana se ha vuelto como loca porque vino el comandante cubano Ramiro Valdés. Aprovecho para reivindicar a Ramiro Valdés. ¡Viva Ramiro Valdés!”, dijo Chávez durante su alocución. “A la burguesía le da piquiña cuando hablamos de Cuba. ¡Vamos a hablar de Cuba por todos lados! ¡Viva Cuba, viva Cuba, viva Cuba!”, exclamó.

“Nos da mucho gusto que Valdés venga a visitarnos en nombre del pueblo cubano y la revolución cubana, para seguir estrechando los lazos entre Cuba y Venezuela”, agregó el entonces mandatario.

Ramiro Valdes Menendez

Foto: Radio Martí

El chavismo nunca detalló el papel que cumpliría la comisión cubana en la crisis que enfrentaba el país a consecuencia de la sequía de la represa del Guri, la principal fuente de electricidad.

Pero algunos analistas estimaron que ese apoyo externo no sería de gran ayuda debido a las propias deficiencias que históricamente presenta el sistema eléctrico cubano. Al mismo tiempo resonaba con ironía el anuncio del gobierno, pocos meses antes, de que Venezuela sería la gran potencia eléctrica del continente y ya se hablaba de los miles de millones de dólares que se estaban invirtiendo en las nuevas plantas y sistemas hidroeléctricos que más tarde se conocería como el escándalo de los ‟bolichicos de Derwick″. Estos personajes, contratistas del gobierno, llenaron el país de plantas de segunda mano, inservibles o que nunca llegaron.

En el actual apagón que lleva más de cuatro días han  corrido versiones sobre el arribo a Venezuela del general Ramiro Valdés, esta vez, no para resolver la crisis eléctrica sino como parte de un plan que, al igual que en Cuba, busca someter más aún a la población, al tiempo de neutralizar las acciones de Juan Guaidó.

El día lunes, el ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, en medio de confusos mensajes sobre los supuestos ataques al sistema eléctrico, señaló que a Juan Guaidó le quedaban pocos días de su liderazgo.

La insinuación algunos la interpretaron como que el plan de ‟Black Out″ (apagón) eléctrico estaría surtiendo su siniestro efecto en el país y se volvería en contra del líder opositor.

Sin embargo, la respuesta que ofreció el presidente interino desde la Asamblea Nacional no sugiere que el apagón haya sido un diabólico plan ejecutado desde Cuba, sino más bien el resultado de la corrupción y la ineficiencia que ha acabado con las industrias venezolanas en veinte años de la llamada revolución.

Siga leyendo más en El Estímulo

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Hecho en la República Bolivariana de Venezuela.
Registrado en el Servicio Autónomo de Registros y Notarías

Copyright © 2019 AlbertoNews.com todos los derechos reservados