Connect with us

Internacionales

ALnavío | La destitución de John Bolton es una advertencia para la oposición en Venezuela

La destitución de John Bolton como consejero de Seguridad Nacional por parte de Donald Trump es una advertencia a la oposición venezolana sobre los riesgos de confiar su estrategia a la política exterior de Estados Unidos.

Por Pedro Benítez / ALnavío

Sobre los auténticos motivos por los cuales Donald Trump destituyó al consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, se especulará mucho. Si lo hizo por los fracasos de política exterior ante Corea del Norte, Irán o Venezuela, o por una causa más subalterna lo sabe sólo el presidente norteamericano.

Lee también: Dip. González: El peor escenario en la negociación es que haya acuerdo y no estemos preparados para esa elección

Los críticos de Trump alegaran (con razón) que esa ha sido la forma de actuar de un presidente caprichoso, sin experiencia política, al frente de una Administración inestable desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017.

No es que el apoyo de Estados Unidos a un cambio político en Venezuela no sea importante. Lo es, y mucho. Pero lo que los opositores a Nicolás Maduro no pueden perder de vista es que tener a ese país de aliado es como dormir al lado de un elefante.

Sin embargo, esta no tiene que ser la interpretación necesaria. El presidente Dwight Eisenhower tuvo cinco consejeros de Seguridad Nacional en ocho años (1953-1961) y Ronald Reagan (curiosamente otro republicano) designó seis funcionarios para el mismo cargo en sus dos mandatos (1981-1989). Henry Kissinger, con Richard Nixon, y Condoleezza Rice, con George W. Bush, fueron los responsables que más protagonismo tuvieron en un puesto que depende de su influencia directa en el presidente de turno.

Lee también: Trump: Bolton se extralimitó respecto al caso Venezuela

Las disputas del consejero de Seguridad Nacional con otros miembros del gabinete son parte de la historia política contemporánea de los Estados Unidos. Las más sonadas se dieron bajo Jimmy Carter y Ronald Reagan, y aunque los presidentes recientes las han tratado de evitar, no obstante, demuestran una cosa: Estados Unidos es una democracia. Y las democracias por más estables que sean son imperfectas y funcionan así.

Para leer la nota completa, ingrese en ALnavío

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/albertorodnews y dale click a +Unirme.  

Alberto News

Loading...