Connect with us

Internacionales

Pedro Sánchez prepara semana crucial para buscar su regreso a la jefatura del Gobierno español

El líder socialista español, Pedro Sánchez, inicia mañana su intento para que el Congreso le renueve como presidente del Gobierno, al que llega con el más que probable apoyo de la formación izquierdista Unidas Podemos (UP) y pendiente del necesario respaldo de otros partidos pequeños.

Sánchez, vencedor de las elecciones del 28 de abril aunque sin una mayoría suficiente, espera cerrar un acuerdo para un Gobierno de coalición con UP, encabezado por Pablo Iglesias.

Lee también: Elliott Abrams: Rusia ha sido crucial para que Maduro aguante las sanciones de EEUU

Los equipos negociadores del Partido Socialista (PSOE) y UP apuran hoy el trabajo en un ambiente de máxima discreción y fuentes de ambos partidos coincidieron en la necesidad de mantener en secreto la marcha de las conversaciones.

Estas negociaciones se desarrollan “sin parar” desde que Sánchez e Iglesias hablaron el viernes tras el desbloqueo, afirmó la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, en una entrevista televisada en la noche del sábado.

Calvo explicó que ella misma, la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, y la portavoz y vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, forman parte del equipo negociador por parte socialista.

Los dos equipos intentan acordar un programa de medidas progresistas y también el número de ministros de UP que podrían entrar en un futuro Gobierno, que sería el primero de coalición de la historia de la democracia reciente española.

Todo el proceso se aceleró después de que Pablo Iglesias anunció el viernes que renunciaba a ser parte del Gobierno, después de que Sánchez le había identificado como el “principal escollo” para desbloquear las negociaciones entre ambos partidos de izquierda.

La renuncia de Iglesias del Gobierno era “lo principal” para lanzar la negociación, explica a Efe el politólogo Jaime Ferri, director del Departamento de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, para quien el proceso será ahora “más fácil”.

Sánchez presentará mañana su programa de gobierno ante el pleno del Congreso y, tras las respuestas de los dirigentes de los demás grupos parlamentarios y las réplicas del candidato, el martes 23 tendrá lugar la primera votación, en la que es necesario lograr mayoría absoluta (176 votos sobre 350 diputados).

En caso de que Sánchez no obtenga ese nivel de respaldo, habría otra votación el jueves 25, pero en este caso le bastaría una mayoría simple (conseguir más votos a favor que en contra).

Los socialistas tienen 123 diputados en el Congreso, que sumados a los 42 de UP arrojan 165, por lo que necesitan otros once para la mayoría absoluta.

Ello les obligará a pactar con los pequeños partidos nacionalistas o regionalistas para al menos garantizar la mayoría relativa.

A pesar de que PSOE y UP desbloquearon el viernes el proceso y desarrollan ya la negociación, Ferri se resiste dar por seguro que Sánchez será votado presidente del Gobierno el jueves.

“No está todo hecho”, subraya el profesor, quien recalca la necesidad de que la coalición encuentre otros apoyos. “Está muy claro que el martes no va a salir” adelante, recalca, e insiste en la premura de tiempo para cerrar la coalición PSOE-UP y después negociar con otras formaciones.

Hasta ahora, el líder socialista español y jefe del Ejecutivo en funciones tiene ya dos votos asegurados de dos pequeños partidos (PRC y Compromís), pero están pendientes los seis diputados del Partido Nacionalista Vasco (PNV).

De los dos partidos independentistas catalanes, ERC (izquierda, con 15 diputados) avanzó la semana pasada que no obstaculizaría un Gobierno de coalición PSOE-UP, mientras que el conservador JxCat (7 escaños) apuntó a un voto negativo, todavía sin confirmar.

Un punto de gran interés reside en ver cuántos ministros de UP integrarán el Ejecutivo de coalición y si incluso obtienen una vicepresidencia, y si en el Gobierno entra Irene Montero, “número dos” de Podemos y, además, pareja de Pablo Iglesias.

El profesor Ferri cree que aquí Iglesias “intentará sacar el máximo partido” a su renuncia a formar parte del Ejecutivo, pero recalca que la Constitución “establece claramente que quien nombra el Gobierno es el presidente”, y también el que cesa a los ministros.

Lee también: Pdte. Guaidó desde Porlamar: Les pido nos acompañen este 23 de julio en la gran sesión de calle, no nos podemos rendir

Este politólogo considera que Pedro Sánchez querrá mantener el control de ciertos departamentos “clave”, como la portavocía del Gobierno o las carteras de Estado y económicas, mientras que para UP podrían ir más fácilmente ministerios de corte social (como Trabajo o Vivienda), sin desdeñar puestos muy importantes como secretarías de Estado (viceministros).

Pedro Sánchez ya intentó sin éxito en marzo de 2016 una moción de investidura, en aquella ocasión con el apoyo del partido liberal Ciudadanos, y que fracasó debido al voto negativo de Podemos, que ni siquiera optó por la abstención.

Finalmente, el líder socialista llegó a la jefatura del Gobierno tras la moción de censura que en junio del año pasado desplazó al anterior presidente, el conservador Mariano Rajoy (Partido Popular).

EFE.

Alberto News

Loading...
Advertisement